¿Todos Somos Hijos De Dios?

De Libros y Sermones Bíblicos

Saltar anavegación, buscar

Recursos Relacionados
Leer más Por John Piper
Indice de Autores
Leer más sobre Adopción por Dios
Indice de Temas
Recurso de la Semana
Cada semana enviamos un nuevo recurso bíblico de autores como John Piper, R.C. Sproul, Mark Dever, y Charles Spurgeon. Inscríbete aquí—es gratis. RSS.

Sobre esta Traducción
English: Is Everyone a Child of God?

© Desiring God

Compartir esto
Nuestra Misión
Esta traducción ha sido publicada por Traducciones Evangelio, un ministerio que existe en internet para poner a disponibilidad de todas las naciones, sin costo alguno, libros y artículos centrados en el evangelio traducidos a diferentes idiomas.

Lea más (English).
Como Puedes Ayudar
Si tú puedes hablar Inglés bien, puedes ofrecerte de voluntario en traducir

Lea más (English).

Por John Piper sobre Adopción por Dios
Una parte de la serie Message Excerpt

Traducción por Javier Matus


Tres verdades vitales sobre la adopción

Transcripción de audio

En amor habiéndonos predestinado para ser adoptados. (Efesios 1:4-5) </dd>

Así que la adopción es parte del plan predestinador de Dios. No es como si fuésemos creados, luego comprobados por el pecado como siendo huérfanos desagradables, a lo que luego Dios tuvo que inventar un plan llamado adopción. Ese sería un concepto totalmente erróneo. Más bien, había un plan llamado predestinación. Él nos predestinó para la adopción. Y si preguntas: “Bueno, ¿cuándo ocurrió eso?”, el versículo cuatro lo deja claro:

Nos escogió en Él antes de la fundación del mundo, para que fuésemos santos y sin mancha delante de Él. (Efesios 1:4) </dd>

1. Tu adopción fue decidida en la eternidad pasada.

Antes de que existieras, antes de que el universo existiera, Dios te miró en tu pecado. Y luego miró a Su Hijo, crucificado y resucitado, y luego destinó a todos los creyentes a través de ese Hijo crucificado a ser perdonados de todos esos pecados y ser adoptados en Su familia. Todo eso antes de que fueras. Fuimos predestinados según el consejo de Su voluntad para la adopción. Ahora, eso tiene varias implicaciones enormes.

Tú no eres adoptado en base a tu aptitud o valor o distintivos. Aún no existías para hacer ningún distintivo. Por lo tanto, tu adopción no es frágil ni tenue ni incierta porque no se basa en lo que realizaste o no lograste realizar. Se decidió en la eternidad. Por lo tanto, es tan firme y segura e inquebrantable como los propósitos eternos de Dios.

Oh, cómo amamos en esta iglesia gozarnos en el significado de la predestinación por la firmeza y la solidez y la libertad por el amor y el sacrificio que la predestinación trae a nuestras vidas. Qué maravilla. Tu adopción en la familia de Dios a través de la fe en Cristo fue planeada antes de que el universo fuese creado. La adopción es de Él.

2. Tu adopción es solo por medio de Jesucristo.

Y la adopción es a través de Él.

En amor habiéndonos predestinado para ser adoptados hijos Suyos por medio de Jesucristo, según el puro afecto de Su voluntad. </dd>

¿Qué significa cuando dice que nuestra adopción en Su eterna familia de gozo es a través de Jesucristo? Significa que alguien tuvo que morir por nosotros para que nuestros pecados pudieran ser perdonados, y para que la justicia de Dios pudiera ser satisfecha, y para que Su ira pudiera quitarse, y para que nosotros, por lo tanto, pudiéramos ser tratados misericordiosamente y ser bienvenidos a Su familia. Si Él no hubiera muerto por nosotros los rebeldes, no hubiese habido adopción en Su santa familia. Pero a través de Cristo, Él fue capaz, con justicia y misericordia, de reunir a los pecadores, arrepentidos, en Su familia divina. Eso tiene implicaciones, dos de las cuales mencionaré.

No todos son hijos

No todas las personas son hijos de Dios. Al menos, si vas a usar ese lenguaje, “todos los humanos son hijos de Dios”, estás hablando en un lenguaje muy ambiguo que no se relaciona con la salvación de una persona. De hecho, no es útil hablar de todos los humanos como siendo hijos de Dios. No voy a decir que está mal. Solo quiero que lo definamos correctamente —como criaturas— ¿sí?

Todos somos criaturas de Dios y, en ese sentido, si quieres usar hijos de esa manera, como lo hace Pablo en Hechos 17, y es por eso que no voy a añadirle otra cosa aparte de decir que es ambiguo. Pero si quieres usar “hijos de Dios” en un sentido completamente bíblico, debes hablar acerca de a través de Jesucristo, es decir, a través de la fe en Jesucristo y lo que hizo. Aquellos que creen son bienvenidos a través de Jesucristo en la familia de Dios (Romanos 3:25). Esa es la primera implicación de decir que la adopción es a través de Jesucristo.

Ninguno era lindo

Aquí está la segunda. Dios no adoptó pequeños huérfanos lindos; Él adoptó enemigos. Decidió ir a la parte más rebelde del reino, a los niños más mezquinos, rebeldes e insolentes en el planeta Tierra y dijo: “Esos serán míos, y voy a dar a Mi Hijo para que los haga Míos”.

Entonces, cuando pensamos en la adopción de Dios para nosotros, no tengamos ningún sentimiento cálido y cómodo de “Oh, Él me eligió por ser el más lindo”. No eras lindo. Estabas en rebeldía contra Él. Eras desagradable a Él. Su ira estaba sobre ti en Su justicia. Te merecías el castigo eterno. Pero dado que Dios no solo es justicia y no solo es ira, sino también misericordia y también amor, Él encontró una manera por la cual los niños más sucios, desagradables, rebeldes y poco atractivos serían Suyos a través de Jesucristo.

Por eso amamos el evangelio. Amamos la cruz. Amamos la sangre de Jesús porque sabemos que no merecemos esta adopción de Él. La adopción es de Él debido a la predestinación y a través de Él a causa de Jesucristo.


Vota esta traducción

Puntúa utilizando las estrellas