Ayudar a la gente tener la seguridad de la salvación

De Libros y Sermones Bíblicos

Saltar anavegación, buscar

Recursos Relacionados
Leer más Por John Piper
Indice de Autores
Leer más sobre Seguridad de la Salvación
Indice de Temas
Recurso de la Semana
Cada semana enviamos un nuevo recurso bíblico de autores como John Piper, R.C. Sproul, Mark Dever, y Charles Spurgeon. Inscríbete aquí—es gratis. RSS.

Sobre esta Traducción
English: Helping People Have the Assurance of Salvation

© Desiring God

Compartir esto
Nuestra Misión
Esta traducción ha sido publicada por Traducciones Evangelio, un ministerio que existe en internet para poner a disponibilidad de todas las naciones, sin costo alguno, libros y artículos centrados en el evangelio traducidos a diferentes idiomas.

Lea más (English).
Como Puedes Ayudar
Si tú puedes hablar Inglés bien, puedes ofrecerte de voluntario en traducir

Lea más (English).

Por John Piper sobre Seguridad de la Salvación
Una parte de la serie Taste & See

Traducción por Katherine Selby

LA PLENA SEGURIDAD ES LA VOLUNTAD DE DIOS PARA NOSOTROS. “Deseamos que cada uno de vosotros muestre la misma solicitud hasta el fin, para alcanzar la plena seguridad de la esperanza” (Hebreos, 6:11)

LA SEGURIDAD SE APOYA PARCIALMENTE EN PRUEBAS OBJETIVAS PARA LA VERDAD CRISTIANA. “A éstos [sus apóstoles] también, después de su padecimiento, se presentó vivo con muchas pruebas convincentes, apareciéndoseles durante cuarenta días” (Hechos, 1:3)

LA SEGURIDAD NO PUEDE DAR LA ESPALDA AL DOLOROSO TRABAJO DE LA AUTOREFLEXION. “Poneos a prueba para ver si estáis en la fe; examinaos a vosotros mismos. ¿O no os reconocéis a vosotros mismos de que Jesucristo está en vosotros, a menos de que en verdad no paséis la prueba?” (2 Corintios 13:5)

LA PRESENCIA DEL PECADO ESCONDIDO DESTRUYE LA SEGURIDAD. “Mientras callé mi pecado, mi cuerpo se consumió con mi gemir durante todo el día.” (Salmos 32:3)

LA SEGURIDAD VIENE DEL OIR POR LA PALABRA DE CRISTO.   “Así que la fe viene del oír, y el oír, por la palabra de Cristo” (Romanos 10:17)

“Éstas se han escrito para que creáis que Jesús es el Cristo, el Hijo de Dios; y para que al creer, tengáis vida en su nombre” (Juan, 20:31)

LO CRUCIAL PARA LA SEGURIDAD ES LA FOCALIZACION REPETIDA DE LA SUFICIENCIA DE LA CRUZ DE CRISTO. “Puesto que tenemos un gran sacerdote sobre la casa de Dios, 22 acerquémonos con corazón sincero, en plena certidumbre de fe” (Hebreos 10:21-22)

DEBEMOS ORAR POR LOS OJOS QUE VEN LOS VERDADES QUE SON LA BASE DE LA SEGURIDAD. “Mi oración es que los ojos de vuestro corazón sean iluminados, para que sepáis cuál es la esperanza de su llamamiento, cuáles son las riquezas de la gloria de su herencia en los santos, y cuál es la extraordinaria grandeza de su poder para con nosotros los que creemos, conforme a la eficacia de la fuerza de su poder” (Efesios 1:18-19)

NO SE PUEDE MANTENER LA SEGURIDAD EN EL AISLAMIENTO PERSONAL. “Y el ojo no puede decir a la mano: No te necesito” (1 Corintios 12:21)

EL DESCONTENTO Y LA DISIPLINA DE DIOS NO DESTRUYEN LA SEGURIDAD. No te alegres de mí, enemiga mía. Aunque caiga, me levantaré, aunque more en tinieblas, el Señor es mi luz. La indignación del Señor soportaré, porque he pecado contra El, hasta que defienda mi causa y establezca mi derecho. El me sacará a la luz, y yo veré su justicia. (Miqueas, 7:8-9)

A MENUDO, HAY QUE ESPERAR CON PACIENCIA QUE VUELVA LA SEGURIDAD.  “Al Señor esperé pacientemente, y Él se inclinó a mí y oyó mi clamor. Me sacó del hoyo de la destrucción, del lodo cenagoso; asentó mis pies sobre una roca y afirmó mis pasos. Puso en mi boca un cántico nuevo, un canto de alabanza a nuestro Dios; muchos verán esto, y temerán, y confiarán en el Señor.” (Salmos, 40:1-3)

LA LUCHA PARA EL FE ES UNA BATALLA ETERNA.  “Pelea la buena batalla de la fe; echa mano de la vida eterna” (1 Timoteo 6:12)

“He peleado la buena batalla, he terminado la carrera, he guardado la fe.” (2 Timoteo 4:7)

POR FIN, LA SEGURIDAD ES UN DON DEL ESPIRITU.  “El Espíritu mismo da testimonio a nuestro espíritu de que somos hijos de Dios” (Romanos 8:16)

“El que cree en el Hijo de Dios tiene el testimonio en sí mismo… y el testimonio es éste: que Dios nos ha dado vida eterna, y esta vida está en su Hijo.” (1 Juan 5:10-11)

Deseando su seguridad,

El pastor John.



Vota esta traducción

Puntúa utilizando las estrellas