Cómo tener una Mentalidad Espiritual

De Libros y Sermones Bíblicos

Saltar anavegación, buscar

Recursos Relacionados
Leer más Por John Piper
Indice de Autores
Leer más sobre Santificación & Crecimiento
Indice de Temas
Recurso de la Semana
Cada semana enviamos un nuevo recurso bíblico de autores como John Piper, R.C. Sproul, Mark Dever, y Charles Spurgeon. Inscríbete aquí—es gratis. RSS.

Sobre esta Traducción
English: How to Be Spiritually Minded

© Desiring God

Compartir esto
Nuestra Misión
Esta traducción ha sido publicada por Traducciones Evangelio, un ministerio que existe en internet para poner a disponibilidad de todas las naciones, sin costo alguno, libros y artículos centrados en el evangelio traducidos a diferentes idiomas.

Lea más (English).
Como Puedes Ayudar
Si tú puedes hablar Inglés bien, puedes ofrecerte de voluntario en traducir

Lea más (English).

Por John Piper sobre Santificación & Crecimiento
Una parte de la serie Taste & See

Traducción por Francisco Pavez

Este artículo es el resultado de pensamientos a la deriva un domingo por la tarde, arrastrados hacia los comerciales de Computadoras Apple. Son muy graciosos. Pero mientras pensaba en Mac vs. PC, me pregunté si mi pensamiento no estaba siendo alejado de la mentalidad espiritual. Sí creo que es posible pensar acerca de las computadoras espiritualmente. Pero, ¿era eso lo que estaba haciendo? ¿O estaba cayendo en fascinación y el deseo que hace que Dios parezca lejano y la Biblia poco deseable y el cielo irrelevante y el infierno inconcebible? Era un momento crítico. Dios me arrebató.

Tener una mentalidad espiritual es un asunto de vida o muerte. Pablo dijo en Romanos 8:6 “La mente puesta en la carne es muerte, pero la mente puesta en el Espíritu es vida y paz.” La frase “mente puesta en el Espíritu” traduce una frase sustantiva, phronēma tou pneumatos—“pensamiento del Espíritu.” No existe una buena traducción equivalente en español para phronēma. No es sólo el “pensar” sino también el “actuar.” Y no es sólo “pensamiento” sino también “actitud.” Es el estado y disposición de nuestra mente. Decir que tenemos el “phronēma del Espíritu” es decir que el Espíritu moldea nuestros pensamientos y actitudes de acuerdo a sí mismo. Exalta a Cristo, valora a Dios, aprecia la Palabra de Dios y ve a la gente y a las cosas con una invariable conciencia de Dios.

Anhelo pensar espiritualmente todo el tiempo. Quiero ver el mundo con ojos espirituales – computadoras y todo. Así que dejé de mirar las computadoras y escribí las siguientes estrategias para alcanzar y mantener el pensamiento espiritual. No están en ningún orden en particular. Sólo como me vinieron con algunas correcciones.

Percátate de que tu naturaleza externa se deteriora y que tu naturaleza interna debe ser renovada enfocando tus pensamientos hacia cosas superiores.

   Por tanto no desfallecemos, antes bien, aunque nuestro hombre exterior va decayendo, sin embargo nuestro hombre interior se renueva de día en día. Pues esta aflicción leve y pasajera nos produce un eterno peso de gloria que sobrepasa toda comparación, al no poner nuestra vista en las cosas que se ven, sino en las que no se ven; porque las cosas que se ven son temporales, pero las que no se ven son eternas. (2 Corintios 4:16-18)

Toma acciones radicales para mantener tu mente pura.

   Habéis oído que se dijo: "NO COMETERAS ADULTERIO." Pero yo os digo que todo el que mire a una mujer para codiciarla ya cometió adulterio con ella en su corazón. Y si tu ojo derecho te es ocasión de pecar, arráncalo y échalo de ti; porque te es mejor que se pierda uno de tus miembros, y no que todo tu cuerpo sea arrojado al infierno. (Mateo 5:27-29)

Haz a Dios el regocijo de todos tus gozos.

Entonces llegaré al altar de Dios, a Dios, mi supremo gozo; y al son de la lira te alabaré, oh Dios, Dios mío. (Salmos 43:4)

Literalmente, la frase “mi supremo gozo” es "el regocijo de mi gozo." Yo entiendo que en todas nuestras alegrías, Dios debe ser el regocijo del gozo. Todo gozo debería convertirse en un gozo en Dios. Si un gozo no puede ofrecer una idea de quién es Dios, y ser más grato por esa idea, entonces no es un gozo espiritual.

Ve a cada persona que encuentras del mismo modo que las verás dentro de cien años.

   Y sucedió que murió el pobre y fue llevado por los ángeles al seno de Abraham; y murió también el rico y fue sepultado. En el Hades alzó sus ojos, estando en tormentos, y vio a Abraham a lo lejos, y a Lázaro en su seno. (Lucas 16:22-23)

   De manera que nosotros de ahora en adelante ya no conocemos a nadie según la carne. (2 Corintios 5:16)

Ten presente que en todo momento, aún en los más felices, existe la miseria y el llanto en 10,000 lugares, algunos de ellos muy cercanos.

¿No nos quitaría eso todos nuestros gozos? Es mejor estar tristes y ser reales que felices y falsos. Pero no creo que tengamos que escoger. Reales, felices y afligidos es posible. Por eso es que Pablo dice “entristecidos, mas siempre gozosos” (2 Corintios 6:10). Escucha esta desgarradora historia que nos relata David Brickner (líder de Judíos para Jesús).

   Algunos meses atrás durante el vuelo a casa después de una reunión, un hombre sentado detrás de mí tuvo problemas para respirar. Un anuncio sobre el sistema de comunicación interna solicitó un médico. En unos momentos, un médico y varias enfermeras vinieron para atender al hombre pero era en vano. Comencé a orar por él y por su esposa que iba sentada junto a él. El piloto anunció que debido a una emergencia médica aterrizaríamos en Edmonton. Podía escuchar la actividad detrás de mí mientras el médico y las enfermeras se turnaban dándole resucitación cardiopulmonar. Si nunca han estado cerca de una persona muriendo a pesar de esos esfuerzos, les puedo asegurar que no es mucho peor que lo que vemos en la televisión. El sonido del aire forzado de los pulmones de un ser humano, los sonidos y los olores del estertor fueron horrorosos. Escuche al médico decir, “Hora de fallecimiento, 10:25 A.M.”


   Y luego escuche al capitán anunciar que la situación del pasajero se había "estabilizado" y que por lo tanto continuaríamos hasta San Francisco. No sé cuantos se percataron que lo anunciado como el final de la emergencia era en realidad el anuncio velado del final de la vida de este hombre. Ciertamente los que estuvimos cerca supimos. Los asistentes de vuelo le cubrieron la cabeza con una manta. Su esposa, todavía a su lado, estaba sollozando y lamentando. Y luego los asistentes de vuelo comenzaron a pasar por los pasillos . . . ¡sirviendo el almuerzo! ¡¿El almuerzo?! ¿Cómo podría alguien en esa cabina comer después de lo que había sucedido? Sin embargo, comieron.
(Judíos para Jesús, Boletín, Nov. 2006, p. 1)

Esta es una parábola del mundo en cualquier instante. Algunos almuerzan mientras miles lloran. Es útil recordarlo cuando nos escapamos de la realidad con un comercial de computadoras.

Recuerda la advertencia de Jesús acerca de lo que ahoga la vida espiritual: los afanes, las riquezas y los placeres de la vida.

   Los que han oído, y al continuar su camino son ahogados por las preocupaciones, las riquezas y los placeres de la vida, y su fruto no madura. (Lucas 8:14)

   Las preocupaciones del mundo, y el engaño de las riquezas, y los deseos de las demás cosas entran y ahogan la palabra, y se vuelve estéril. (Marcos 4:19)

¡Considera lo que tiene buen aroma para Dios y lo que le deleita!

   Y andad en amor, así como también Cristo os amó y se dio a sí mismo por nosotros, ofrenda y sacrificio a Dios, como fragante aroma. (Efesios 5:2)

   Porque fragante aroma de Cristo somos para Dios. (2 Corintios 2:15)

   No se deleita en la fuerza del caballo, ni se complace en las piernas ágiles del hombre. El SEÑOR favorece a los que le temen, a los que esperan en su misericordia. (Salmos 147:10-11)

Se amigo de personas que piensan espiritualmente.

   El que anda con sabios será sabio, mas el compañero de los necios sufrirá daño. (Proverbios 13:20)

   No os dejéis engañar: "Las malas compañías corrompen las buenas costumbres." (1 Corintios 15:33)

Lee autores de pensamiento espiritual enamorados de Dios.

Por ejemplo, lee los sermones de Jonathan Edwards y John Owen del Volumen Siete de Works, On Spiritual Mindedness [Obras, Sobre el Pensamiento Espiritual]. Aquí hay algunos ejemplos de títulos de sermones del vigésimo quinto tomo de la edición de Yale de Works de Edwards, para darte una idea de cuán diferentes eran las cosas en aquellos días.

   “La Gran Preocupación de un Guardián para Almas”[1]
   “La Belleza de la Piedad en la Juventud”[2]
   “El Matrimonio de la Iglesia con Sus Hijos y con Su Dios”[3]
   “Ceded a la Palabra de Dios o Sed Quebrantados Por Su Mano”[4]
   “La Fe Salvadora y la Obediencia Cristiana Emanan del Amor de Dios”[5]
   “La Paz Que Cristo Da a Sus Verdaderos Seguidores”[6]
   “La Inhumanidad de los Hombres Hacia Dios”[7]
   “Cristo Es al Corazón Como el Río Es al Árbol Plantado Junto a Él”[8]
   “Dios es Infinitamente Poderoso”[9]

Considera tu vida que pronto carecerá de cuerpo.

   Cobramos ánimo y preferimos más bien estar ausentes del cuerpo y habitar con el Señor. (2 Corintios 5:8)

¿Qué tan arraigados están tus gozos a tu cuerpo?

Piensa en cuán corta es la vida.

   Porque: TODA CARNE ES COMO LA HIERBA, Y TODA SU GLORIA COMO LA FLOR DE LA HIERBA. SECASE LA HIERBA, CAESE LA FLOR, MAS LA PALABRA DEL SEÑOR PERMANECE PARA SIEMPRE. Y esta es la palabra que os fue predicada. (1 Pedro 1:24-25)

Pide pensamiento espiritual.

   Sácianos por la mañana con tu misericordia, y cantaremos con gozo y nos alegraremos todos nuestros días. (Salmos 90:14)

Los salmistas a menudo piden el corazón y la mente que anhelan tener.

Recuerda que moriste con Cristo y has crucificado la carne.

   Pues los que son de Cristo Jesús han crucificado la carne con sus pasiones y deseos. (Gálatas 5:24)

La clave más fundamental del pensamiento espiritual es la inquebrantable seguridad que realmente moriste y resucitaste con Cristo y que has sido perdonado y justificado en él.

Acepta el sufrimiento impuesto por Dios para enseñarte disciplina y darte un mayor pensamiento espiritual.

   Porque no queremos que ignoréis, hermanos, acerca de nuestra aflicción sufrida en Asia, porque fuimos abrumados sobremanera, más allá de nuestras fuerzas, de modo que hasta perdimos la esperanza de salir con vida. De hecho, dentro de nosotros mismos ya teníamos la sentencia de muerte, a fin de que no confiáramos en nosotros mismos, sino en Dios que resucita a los muertos. (2 Corintios 1:8-9)

   Es para vuestra corrección que sufrís; Dios os trata como a hijos; porque ¿qué hijo hay a quien su padre no discipline? Pero si estáis sin disciplina, de la cual todos han sido hechos participantes, entonces sois hijos ilegítimos y no hijos verdaderos. Además, tuvimos padres terrenales para disciplinarnos, y los respetábamos, ¿con cuánta más razón no estaremos sujetos al Padre de nuestros espíritus, y viviremos? Porque ellos nos disciplinaban por pocos días como les parecía, pero El nos disciplina para nuestro bien, para que participemos de su santidad. Al presente ninguna disciplina parece ser causa de gozo, sino de tristeza; sin embargo, a los que han sido ejercitados por medio de ella, les da después fruto apacible de justicia. (Hebreos 12:7-11)

Ve al hospital y ora con un hombre moribundo.

   Mejor es ir a una casa de luto que ir a una casa de banquete, porque aquello es el fin de todo hombre, y al que vive lo hará reflexionar en su corazón. (Eclesiastés 7:2)

Eso fue lo que hice la semana pasada y, como siempre, tuvo un profundo efecto en mí que hizo desaparecer mucha de la mundanería de mi mente.

Arriésgate a ser visto como tonto y extraño.

   Le basta al discípulo llegar a ser como su maestro, y al siervo como su señor. Si al dueño de la casa lo han llamado Beelzebú, ¡cuánto más a los de su casa! (Mateo 10:25)

Percátate de que millones de seguidores de otras religiones en el mundo no están buscando Americanos guay conocedores de tecnología. Están buscando un “santo,” un “hombre de Dios.”

La pregunta no será “¿Es gracioso y con buen verbo y astuto?” La pregunta será: “¿Ora mucho? ¿Conoce su Santo Libro, y mucho de este de corazón? ¿Se niega a sí mismo y se enfoca en Dios? ¿Es poderoso en su debilidad?”

Anhelando compartir el pensamiento espiritual con ustedes,

Pastor John


  1. "The Great Concern of a Watchman for Souls"
  2. "The Beauty of Piety in Youth"
  3. "The Church's Marriage to Her Sons, and to Her God"
  4. "Yield to God's Word, or Be Broken by His Hand"
  5. "Saving Faith and Christian Obedience Arise from Godly Love"
  6. "The Peace Which Christ Gives His True Followers"
  7. "Men's Inhumanity to God"
  8. "Christ Is to the Heart Like a River to a Tree Planted by It"
  9. "God is Infinitely Strong"










Vota esta traducción

Puntúa utilizando las estrellas