Gracia Venidera Seminario/Sesión 4: ¿Es Bíblica? Segunda Parte

De Libros y Sermones Bíblicos

Saltar anavegación, buscar

Recursos Relacionados
Leer más Por John Piper
Indice de Autores
Leer más sobre Santificación & Crecimiento
Indice de Temas
Recurso de la Semana
Cada semana enviamos un nuevo recurso bíblico de autores como John Piper, R.C. Sproul, Mark Dever, y Charles Spurgeon. Inscríbete aquí—es gratis. RSS.

Sobre esta Traducción
English: Future Grace Seminar/Session 4: Is It Biblical? Part 2

© Desiring God

Compartir esto
Nuestra Misión
Esta traducción ha sido publicada por Traducciones Evangelio, un ministerio que existe en internet para poner a disponibilidad de todas las naciones, sin costo alguno, libros y artículos centrados en el evangelio traducidos a diferentes idiomas.

Lea más (English).
Como Puedes Ayudar
Si tú puedes hablar Inglés bien, puedes ofrecerte de voluntario en traducir

Lea más (English).

Por John Piper sobre Santificación & Crecimiento
Capítulo 4 del Libro Gracia Venidera Seminario

Traducción por Desiring God


La Función de la Gracia Pasada: El Sólido Fundamento Bajo la Fe en la Gracia Venidera

Romanos 8.32
32 El que no eximió ni a su propio Hijo, sino que lo entregó por todos nosotros, ¿cómo no nos concederá también con El todas las cosas?

Romanos 5.9-10
9 Entonces mucho más, habiendo sido ahora justificados por su sangre, seremos salvos de la ira de Dios por medio de El. 10 Porque si cuando éramos enemigos fuimos reconciliados con Dios por la muerte de su Hijo, mucho más, habiendo sido reconciliados, seremos salvos por su vida.

Hebreos 4.14-16
14 Teniendo, pues, un gran sumo sacerdote que trascendió los cielos, Jesús, el Hijo de Dios, retengamos nuestra fe. 15 Porque no tenemos un sumo sacerdote que no pueda compadecerse de nuestras flaquezas, sino uno que ha sido tentado en todo como nosotros, pero sin pecado. 16 Por tanto, acerquémonos con confianza al trono de la gracia para que recibamos misericordia, y hallemos gracia para la ayuda oportuna.

La Fe Es un Estar Satisfecho Con un Aprecio y Atesoramiento de Corazón de Todo lo que Dios Promete ser para Nosotros en Jesús, y No Simplemente un Asentimiento a Ciertas Verdades (Pasadas o Futuras)

Filipenses 3.8-9
8 Y aún más, yo estimo como pérdida todas las cosas en vista del incomparable valor de conocer a Cristo Jesús, mi Señor, por quien lo he perdido todo, y lo considero como basura a fin de ganar a Cristo, 9 y ser hallado en El, no teniendo mi propia justicia derivada de la ley, sino la que es por la fe en Cristo, la justicia que procede de Dios sobre la base de la fe,

Juan 6.35
35 Jesús les dijo: Yo soy el pan de la vida; el que viene a mí no tendrá hambre, y el que cree en mí nunca tendrá sed.

Juan 7.37-38
37 Y en el último día, el gran día de la fiesta, Jesús puesto en pie, exclamó en alta voz, diciendo: Si alguno tiene sed, que venga a mí y beba. 38 El que cree en mí, como ha dicho la Escritura: “De lo más profundo de su ser brotarán ríos de agua viva.”

Juan 3.19-20
19 Y este es el juicio: que la luz vino al mundo, y los hombres amaron más las tinieblas que la luz, pues sus acciones eran malas. 20 Porque todo el que hace lo malo odia la luz, y no viene a la luz para que sus acciones no sean expuestas.

Juan 5.40
40 y no queréis venir a mí para que tengáis vida.

Juan 6.37
37 Todo lo que el Padre me da, vendrá a mí; y al que viene a mí, de ningún modo lo echaré fuera.

1 Juan 5.3-4
3 Porque este es el amor de Dios: que guardemos sus mandamientos, y sus mandamientos no son gravosos.4 Porque todo lo que es nacido de Dios vence al mundo; y esta es la victoria que ha vencido al mundo: nuestra fe.

Por lo tanto, la fe incluye amor por Dios en el sentido de deleitarse en él, valorarlo, y atesorarlo por sobre todo lo demás. De manera que la fe es estar satisfecho en todo lo que Dios es para nosotros—y promete ser para nosotros en Jesús. Por lo tanto, la fe corta la raíz del pecado la cual es la promesa que el pecado hace de un mejor futuro y una mejor satisfacción.

¿CUÁL ES LA FUNCIÓN DEL ESPÍRITU SANTO EN HACER POSIBLE LA OBEDIENCIA?

Gálatas 5.22-23
22 Mas el fruto del Espíritu es amor, gozo, paz, paciencia, benignidad, bondad, fidelidad, 23 mansedumbre, dominio propio; contra tales cosas no hay ley.

Gálatas 5.6
6 Porque en Cristo Jesús ni la circuncisión ni la incircuncisión significan nada, sino la fe que obra por amor.

Gálatas 3.5
Aquel, pues, que os suministra el Espíritu y hace milagros entre vosotros, ¿lo hace por las obras de la ley o por el oír con fe?

¿Por Qué es que el Espíritu se Une a Si Mismo con la Fe como el Medio que Ocasiona las Obras del Amor?

La respuesta parece ser que el Espíritu Santo ama el glorificar la completamente satisfactoria confiabilidad de Cristo y su Palabra (Juan 16:14 “El me glorificará, porque tomará de lo mío y se los dará a conocer”). Si el Espíritu Santo simplemente causara los actos de amor en el corazón humano sin ninguna causa que conecte clara y continuamente al amor por un lado, y la fe en las promesas de Cristo por el otro, entonces no sería claro que la confiabilidad de Cristo es honrada por medio del amor. Pero el Espíritu está absolutamente comprometido a promover la gloria de Jesús. Por lo tanto, se mantiene a sí mismo, en cierta manera, calladamente bajo la superficie, y coloca al “oír con fe” como la causa consiente del amor.

1 Pedro 1.3-6
3 Bendito sea el Dios y Padre de nuestro Señor Jesucristo, quien según su gran misericordia, nos ha hecho nacer de nuevo a una esperanza viva, mediante la resurrección de Jesucristo de entre los muertos, 4 para obtener una herencia incorruptible, inmaculada, y que no se marchitará, reservada en los cielos para vosotros, 5 que sois protegidos por el poder de Dios mediante la fe, para la salvación que está preparada para ser revelada en el último tiempo. 6 En lo cual os regocijáis grandemente, aunque ahora, por un poco de tiempo si es necesario, seáis afligidos con diversas pruebas,

Juan 7.37-39
37 Y en el último día, el gran día de la fiesta, Jesús puesto en pie, exclamó en alta voz, diciendo: Si alguno tiene sed, que venga a mí y beba. 38 El que cree en mí, como ha dicho la Escritura: “De lo más profundo de su ser brotarán ríos de agua viva.” 39 Pero El decía esto del Espíritu, que los que habían creído en El habían de recibir; porque el Espíritu no había sido dado todavía, pues Jesús aún no había sido glorificado.

¿CUÁL ES LA FUNCIÓN DE LA GRATITUD EN LA MOTIVACIÓN DE LA OBEDIENCIA?

En ninguna parte de la Biblia se asocia explícitamente a la gratitud con la obediencia como una motivación. No encontramos la frase “por gratitud” o “en gratitud” en relación a acciones dirigidas hacia Dios.

La obediencia Cristiana es llamada la “obra de la fe”, nunca es llamada la “obra de la gratitud” (1 Tesalonicenses 1:3; 2 Tesalonicenses 1:11).

Encontramos expresiones tales como “vivan por fe” (Gálatas 2:20) y "andar por fe" (2 Corintios 5:7), pero nunca ninguna expresión como “vivan por gratitud” o “anden en gratitud.”

Encontramos la expresión “la fe que obra por el amor” (Gálatas 5:6), pero no “la gratitud que obra por el amor.”

Leemos que “el propósito de nuestra instrucción es el amor nacido de un corazón limpio y de buena conciencia y de una fe sincera” (1 Timoteo 1:5), pero no “de una gratitud sincera."

Leemos que la santificación es por la “fe en la verdad” (2 Tesalonicenses 2:13), y no que es por la “gratitud en la verdad.”

Leemos que la “fe sin obras es muertas” (Santiago 2:26), pero no que la “gratitud sin obras es muerta.” Y cuando Jesús trata con la indecisión de los discípulos de buscar primeramente el reino debido a que estaban preocupados por el alimento y el vestido, el no dijo, “Oh hombres de poca gratitud,” dijo, “Oh hombres de poca fe” (Mateo 6:30).

La fe en la gracia venidera (no la gratitud) es la fuente de la obediencia radica y arriesgada que busca el reino de Dios.

La tentación de decir: “Dios ha hecho tanto por mi, ¿qué puedo yo hacer por él?” es muy grande. Pero es muy peligrosa por tres razones:

  1. Nunca podemos repagar a Dios — ni aún un centavo — porque cada movimiento que hacemos en dirección al amor y la santidad es un movimiento que Dios mismo suple (1 Corintios 15:10), de forma que no estamos sino endeudándonos más con la gracia por nuestra obediencia; no estamos pagando nada de la deuda. Una mejor manera de pensar es decir que la gracia paga a Dios las deudas que nuestro pecado crea.
  2. Si pudiéramos tener éxito en pagar a Dios por todo lo que hace por nosotros, o al menos por una parte, en la misma medida nulificaríamos la gracia y la convertiríamos en una transacción comercial. La gracia es gratuita o no es gracia. La gracia no establece un calendario de amortización de pagos de obediencia.
  3. El pensar en la obediencia como promovida por la gratitud dirige nuestra atención hacia atrás, a la gracia pasada en vez de hacia delante, hacia a la gracia futura. De esta manera, la ética del deudor tiende a desviar nuestra atención de la abundancia de gracia aún por descubrir y nos distrae del mismísimo poder que necesitamos para obedecer — la gracia venidera. Usted no puede correr su vehículo en base a la gratitud por la gasolina de ayer.

Por lo tanto, Nuestra Pasión por la Santidad Involucra una Lucha por la Fe en la Gracia Venidera. Luchamos Contra el Pecado al Luchar en Contra de la Incredulidad.

1 Timoteo 6.12
12 Pelea la buena batalla de la fe; echa mano de la vida eterna a la cual fuiste llamado, y de la que hiciste buena profesión en presencia de muchos testigos.

2 Timoteo 4.7-8
7 He peleado la buena batalla, he terminado la carrera, he guardado la fe. 8 En el futuro me está reservada la corona de justicia que el Señor, el Juez justo, me entregará en aquel día; y no sólo a mí, sino también a todos los que aman su venida.

2 Corintios 1.24
24 No es que nos enseñoreemos de vuestra fe, sino que somos colaboradores con vosotros para vuestro gozo; porque en la fe permanecéis firmes.

Filipenses 1.25
25 Y convencido de esto, sé que permaneceré y continuaré con todos vosotros para vuestro progreso y gozo en la fe,


Vota esta traducción

Puntúa utilizando las estrellas