Lo Que Dios Puede Hacer En Las Devociones Diarias

De Libros y Sermones Bíblicos

Saltar anavegación, buscar

Recursos Relacionados
Leer más Por John Piper
Indice de Autores
Leer más sobre Santificación y Crecimiento
Indice de Temas
Recurso de la Semana
Cada semana enviamos un nuevo recurso bíblico de autores como John Piper, R.C. Sproul, Mark Dever, y Charles Spurgeon. Inscríbete aquí—es gratis. RSS.

Sobre esta Traducción
English: What God Can Do in Daily Devotions

© Desiring God

Compartir esto
Nuestra Misión
Esta traducción ha sido publicada por Traducciones Evangelio, un ministerio que existe en internet para poner a disponibilidad de todas las naciones, sin costo alguno, libros y artículos centrados en el evangelio traducidos a diferentes idiomas.

Lea más (English).
Como Puedes Ayudar
Si tú puedes hablar Inglés bien, puedes ofrecerte de voluntario en traducir

Lea más (English).

Por John Piper sobre Santificación y Crecimiento
Una parte de la serie Message Excerpt

Traducción por Emmanuel Mgbomeni


Transcripción de audio

Te acabas de levantar temprano, antes de que nadie más se mueva, excepto que puedes oír a tu esposa agitarse. Los adolescentes probablemente no se levanten, pero la escuela está llegando, así que puede que se esté arrastrando. Y estás leyendo tu Biblia en tu lugar favorito, tranquilo y apartado. Estás leyendo sobre Dios, y sobre sus costumbres.

Y entonces, silenciosamente, quizás inesperadamente, Dios cambia sobrenaturalmente tu forma de pensar, y ya no estás simplemente leyendo sobre él. Eres consciente de que está aquí. El Cristo vivo y resucitado está en esta habitación, y te está hablando a través de esa página. Y tu alma pasa de pensar en él a hablarle. Ahora estás convirtiendo la palabra en declaraciones para él, en el sentido de que "esto es lo que eres".

Y entonces, sobrenaturalmente, otra mentalidad cambia, y no te encuentras simplemente hablándole lo que estás aprendiendo de él en el texto, sino que te encuentras a ti mismo diciendo: "Te amo". Yo te quiero. Me encanta tu paciencia. Amo tu misericordia. Me encanta tu poder. Me encanta tu sabiduría. Me encanta la forma en que cierras a la gente orgullosa y miras tiernamente a los quebrados. Lo que me hace darme cuenta, Jesús, de cuánto lamento el pecado de anoche".

Y la palabra, a medida que avanzas, está despertando e informando tu continua comunión con el Dios viviente a través de Cristo. Y en esa comunión, estás viendo su gloria, cuántas facetas de este diamante hay, y estás probando su bondad, y estás siendo atraído a confiar en su promesa, y las ansiedades del día están empezando a desaparecer con una paz inexpresable.

Y te levantas, puedes haber estado allí quince minutos, puedes haber estado allí media hora, puedes haber estado allí una hora. Te levantas con las promesas de Dios dándote una paz sobrenatural que sobrepasa todo entendimiento, y vas a buscar a tu esposa, y pones sus mejillas entre tus manos, y le miras directamente a los ojos, y le dices: "Tú eres un precioso regalo de Dios para mí. Sólo tenía ganas de decirlo".

Y luego, subes a la habitación de tu hijo y llamas a la puerta. "¿Sí?" Y abres la puerta y dices: "Sólo tengo que decir cuánto lamento el arrebato de anoche. Estuvo mal, y necesito que me perdones antes de ir a trabajar".

Y desayunas, sales al garaje y consigues una pala. Lo pusiste en el maletero. Te vas a trabajar, porque ayer, recuerdas a un tipo que se quejaba en el trabajo sobre cómo iba a tener que plantar un árbol alto esta noche en su jardín, y va a hacer un hoyo muy profundo, y odia cavar. Y después del trabajo, lo ayudas a cavar, y tal vez, sobrenaturalmente, dice: "¿Cuál es la razón de la esperanza que hay en ti?" Y le dices lo que lees en el Libro por la mañana, y tal vez, por gracia, sobrenaturalmente, glorifica a Dios en el día de la visitación (1 Pedro 2:12).

Ese es el objetivo de leer la Biblia sobrenaturalmente.


Vota esta traducción

Puntúa utilizando las estrellas