Medio Vacío, Medio Lleno

De Libros y Sermones Bíblicos

Saltar anavegación, buscar

Recursos Relacionados
Leer más Por D.A. Carson
Indice de Autores
Leer más sobre Iglesia y Cultura
Indice de Temas
Recurso de la Semana
Cada semana enviamos un nuevo recurso bíblico de autores como John Piper, R.C. Sproul, Mark Dever, y Charles Spurgeon. Inscríbete aquí—es gratis. RSS.

Sobre esta Traducción
English: Half Empty, Half Full

© The Gospel Coalition

Compartir esto
Nuestra Misión
Esta traducción ha sido publicada por Traducciones Evangelio, un ministerio que existe en internet para poner a disponibilidad de todas las naciones, sin costo alguno, libros y artículos centrados en el evangelio traducidos a diferentes idiomas.

Lea más (English).
Como Puedes Ayudar
Si tú puedes hablar Inglés bien, puedes ofrecerte de voluntario en traducir

Lea más (English).

Por D.A. Carson sobre Iglesia y Cultura
Una parte de la serie The Briefing

Traducción por Carlos Diaz


¿Está el Cristianismo mundial en aumento, o a la salida? La respuesta pudiera depender sobre qué clase de persona eres.

El 300mo. Aniversario de una publicación Cristiana nos ofrece una oportunidad de reflejar en cómo las cosas van en el mundo del Cristianismo confesional Occidental. Una estimación precise no es fácil, parcialmente debido a que la mayoría de los observadores— ¡tú y Yo!—temperamentalmente se apoyan ya sea al ver el vaso medio vacío, o ver el vaso medio lleno. La lista para la gente que lo ve ‘medio vacío’ algunas de las ganancias del último medio siglo— por ejemplo, el ascenso en serias publicaciones cristianas, el compromiso a la excelencia en ministerios expositores en muchos trimestres, el evangelismo renovado entre analfabetos bíblicos postmodernos, seminarios evangélicos y universidades teológicas que son numéricamente y teológicamente fuertes—y mencionarán inmediatamente el rechazo a la asistencia a la iglesia en la mayoría de los países occidentales, la marginalización de la ética cristiana en nuestra cultura, el ascenso del analfabetismo bíblico, la multiplicación de la homosexualidad agresiva, y el anticristianismo emiten muchas voces en los medios y en las cortes. Comienzo con el fenómeno negativo, y los tipos que lo ven ‘medio lleno’ clasificarán todas las formas en la cual la gracia de Dios se manifiesta en forma transparente. Así que, ¿cómo los cristianos prudentes que quieren escapar de las polaridades más potenciadas por el mercado piensan sobre estas cosas?

Permítame seis reflexiones breves.

1. Éste no es un problema exclusivamente occidental. Donde quiera en el mundo, los cristianos son tentados por las interpretaciones extremas. Las voces que claman del vaso ‘Medio lleno’ le dicen a los observadores qué tan rápido está creciendo el Cristianismo en la África negra de Sahara inferior, mucho más rápido que el Islamismo; Las voces que claman del vaso ‘medio vacío’ en la misma área nos recuerda qué tanto el sincretismo todavía persiste en el ‘Cristianismo’ Africano, y cómo pocos maestros competentes de la Biblia están allí para estabilizar la iglesia: mucho pudiera ser devastado en otra generación. Las voces del vaso ‘Medio lleno’ observan el crecimiento rápido de alguna forma de evangelismo en Latinoamérica y China; las voces del vaso ‘medio vacío’ notan qué tanto de esto es un triunfalismo tipo ‘pide lo que quieras y reclámalo’ en lo anterior, y qué tanto de esto está pobremente enseñado y con acceso mínimo a buenos libros y maestros en lo más reciente. Los observadores que piensan del tipo vaso ‘Medio Lleno’ comentan sobre el crecimiento rápido de la iglesia en el país poblado de Musulmanes, Indonesia, y observan que hay más Cristianos Iraníes hoy que en cualquier momento en los pasados miles de años; los comentaristas que piensan del tipo ‘medio vacío’ atraen la atención a los dos millones de mártires en Sudán del sur, la opresión sistemática en Arabia Saudita, la multiplicación de estados que están adoptando la Sharía. Las polaridades similares son universales.

2. Aunque la identificación de las tendencias puede ser útil a nivel pastoral, es a menudo un negocio desprestigiado. Predecir el futuro extrapolando el presente presupone que las tendencias del presente continuarán, considerando que ninguna tendencia continúa en forma indefinida. El alcalde del pueblo pequeño creciente en forma más rápida en América comentó recientemente que “si las tendencias del presente continúan” cada persona en América vivirá en su pueblo en el año 1986. Matemáticamente, él estaba diciendo la verdad; por otro lado, el mero dato no debería permitir que impulsen serios temores en nuestras mentes, ya que en forma transparente esta tendencia actual no continuará. Nos controlamos muy poco; anticipamos las cosas solamente a un poco distancia, con nuestra precisión cayendo exponencialmente a medida que proyectamos años en vez de meses, o décadas en vez de años. Sólo Dios es el Señor del futuro: lee y relee Isaías 40ff.

3. Recurrencias a la historia son a menudo igualmente evasivas. La gente que piensa del vaso ‘medio vacío’ piensa sobre la historia como los buenos días antiguos. Cuyos triunfos relucientes exponen nuestra bancarrota desesperada; las personas que piensan sobre el vaso ‘medio lleno’ están inclinadas ya sea a leer la historia con una matíz color de rosa (justo como leen el presente con una matíz color de rosa) o clasificar las debilidades y fallas del pasado para que así se proporcionan un contraste para los triunfos recientes. Para uno, la Edad Media fue un momento de solidaridad intelectual detrás de una visión cristiana unificada, produciendo gigantes como Tomás de Aquino; para el otro, la Edad Media fue la época oscura, cuando la vida fue brutal y corta, las indulgencias fueron multiplicadas, y la iglesia produjo un monstruo como el Papa Inocente III. Para uno, el siglo XIX produjo misionarios heróicos; para el otro, estos misionarios también a menudo distinguen entre evangelizar y promulgar la cultura occidental. Para uno, los serios pensadores produjeron trabajos magistrales de teología; para el otro, la teología estaba muy obligada a las suposiciones filosóficas no reconocidas y argumentos académicos, mientras los cristianos de hoy se han vuelto sensibles a las prioridades bíblicas. Esta lista pudiera extenderse casi en forma indefinida.

4. Otro factor, un importante factor teológico, no debe ser ignorado. Así que a menudo Dios revierte las tendencias en formas sorprendentes e inesperadas. Cuando los Fascistas Italianos entraron rápidamente en Etiopía y los misioneros fueron expulsados, la iglesia era patéticamente pequeña e inestable. Una docena de años más tarde, la iglesia se había multiplicado en forma increíble. Cuando Mao Tse Tung expulsó a los misioneros de China, habían aproximadamente un millón de ‘Cristianos’ (interpretando el término amablemente). Era fácil leer los desarrollos políticos con profundo pesimismo: el vaso estaba medio vacío. ¿Quién hubiera predicho que medio siglo después incluso los estimados conservadores colocaron el número de creyentes chinos en aproximadamente 75 millones? El aumento (¡de nuevo!) de los militantes del Islamismo puede ser visto como un desarrollo peligroso y deprimente. Pero, quién sabe. Dios puede usar esto en formas impredecibles para llevar a cabo la conversión de millones. Incluso el aumento del secularismo, el materialismo filosófico, y la ética postmoderna en el Oeste puede, en la misericordia del Señor, ser la hora oscura antes de la reforma, Ciertamente se vuelve más sencillo ver quién es cristiano, en términos bíblicos, y quién no lo es. No podemos saber si el fin de estas tendencias será un juicio masivo en nuestro tiempo, o una reforma gloriosa. En el extraño pero deleitante cálculo que el Señor a menudo despliega, el débil se vuelve fuerte, el fuerte se vuelve débil. En algunos casos, las señales de fortaleza y crecimiento entre nosotros son al menos tan peligrosas, potencialmente hablando, como las debilidades, la depravación, y el trasfondo, para que nosotros caigamos fácilmente dentro de la presunción, autodependencia e incluso arrogancia.

5. Lo que está en discusión, entonces, es la actitud. Si los eventos y las tendencias a través de las cuales estamos viviendo no son indicadores transparentes del futuro, no sólo debido a su inherente complejidad sino también debido a que nuestro Dios soberano adora voltear nuestras pretensiones, la diferencia entre los creyentes del vaso ‘medio vacío’ y los creyentes del vaso ‘medio lleno’ se caracterizan más que todo en la actitud personal que en otra cosa. Aquí el consejo de Tim Keller es perspicaz: Para el cristiano, el optimismo es ingenuidad, pero el pesimismo es ateísta. El optimismo es ingenuidad principalmente porque creemos lo que la Biblia dice sobre el pecado y sobre la naturaleza del hombre caído, pero también porque leemos la historia. Hemos salido del siglo más sangriento en la historia de la humanidad. Toma una ingenuidad patética imaginar que hay una buena razón para suponer que el siglo XXI será menos sangriento. Pero el pesimismo es ateo. Olvida que Dios es soberano, que no pueden haber grados de dificultad con Omnipotencia, que el Señor Jesús ha prometido, “Construiré mi iglesia”.

6. Lo que necesitamos constantemente son voces proféticas del centro. En cada generación, las voces poderosas emergen del frente más novedoso u otro frente, halando a la iglesia de esta forma u otra, ofreciendo ‘la’ solución, demandado alguna clase de maquillaje completo. Algunos reclaman que el cielo se cae a pedazos y que hay peligro de estar dejado atrás; otros insisten que el evangelismo no es solamente viejo sino anticuado y necesita ser ambientado con ya sea un número más alto de milagros o al menos con una estructura intelectual que suene progresiva, quizás incluso avant garde (a la vanguardia). Los cristianos ‘Medio vacíos’ serán tentados a circular los vagones y volverse a la defensiva: el final está cerca. Los cristianos ‘Medio llenos’ serán tentados a leer las hojas de té proporcionadas por los últimos análisis sociológicos y reformarán la iglesia para que se adapte a la nueva disposición. Está lejos de ser sencillos de sonar proféticos desde el centro cuando hay muchas atracciones de sirenas sobre los márgenes. Pero mientras escuchamos con realismo afligido los reportes del pecado y de la depravación, y mientras aprendemos lo que podemos de los métodos y autocríticas de las ondas sucesivas pragmatistas, lo que nos conduce es el evangelio de Jesús Cristo. Deje que Dios sea verdadero, y que cada hombre sea mentiroso. Nos rehusamos a ser pesimistas u optimistas. Ignorando las tentaciones de los gemidos ‘medio vacíos’ y de las efervescencias de los ‘medio llenos’, predicamos a Cristo y a él crucificado, y confiamos en Él que reina hasta que haya puesto a sus enemigos bajo sus pies.


Vota esta traducción

Puntúa utilizando las estrellas