¿Qué es el Evangelio de los Cristianos?

De Libros y Sermones Bíblicos

Saltar anavegación, buscar

Recursos Relacionados
Leer más Por John Piper
Indice de Autores
Leer más sobre El Evangelio
Indice de Temas
Recurso de la Semana
Cada semana enviamos un nuevo recurso bíblico de autores como John Piper, R.C. Sproul, Mark Dever, y Charles Spurgeon. Inscríbete aquí—es gratis. RSS.

Sobre esta Traducción
English: What is the Christian Gospel?

© Desiring God

Compartir esto
Nuestra Misión
Esta traducción ha sido publicada por Traducciones Evangelio, un ministerio que existe en internet para poner a disponibilidad de todas las naciones, sin costo alguno, libros y artículos centrados en el evangelio traducidos a diferentes idiomas.

Lea más (English).
Como Puedes Ayudar
Si tú puedes hablar Inglés bien, puedes ofrecerte de voluntario en traducir

Lea más (English).

Por John Piper sobre El Evangelio
Una parte de la serie Taste & See

Traducción por Gabriella Maldonado


El evangelio no es simplemente una secuencia de pasos (por ejemplo: "Las cuatro leyes de Campo Crusade o las "Seis Verdades Bíblicas" de Quest for Joy). Estos son esenciales; pero lo que convierte al evangelio en " buenas noticias" es que conecta a una persona con la inescrutable riquezas de Cristo."

No hay nada dentro del evangelio que haga que el “perdón de los pecados sea buena noticia. El hecho de que ser perdonado sea una buena noticia, depende de hacia donde está dirigido este perdón. Usted podría salir inocente de la corte y ser muerto en la calle. El perdón podría o no, llevar a la gloria. Incluso escaparse del infierno no es la buena noticia que estábamos ansiosamente esperando; no si encontramos que el paraíso es totalmente aburrido.

Ni siquiera la justificación es una buena noticia, la pregunta es ¿ Hacia dónde se dirige? Que la justificación signifique buenas noticias depende del premio que recibimos por nuestra justicia imputada. ¿Lo que recibimos es por que somos considerados en la justicia de Cristo? La respuesta es ser compañeros de Cristo.

El perdón y la justificación de los pecados son buenas noticias porque eliminan obstáculos de la única y duradera fuente totalmente satisfactoria de gozo: Jesucristo. Jesucristo no es meramente la respuesta de nuestra salvación de la condenación. Él es la meta de nuestra salvación. Si no se está satisfecho de estar con él, no hay salvación. Él no es meramente la cuerda que nos hala de olas peligrosas; Él es la playa sólida bajo nuestros pies y el aire de nuestros pulmones y el latido de nuestro corazón, y el sol tibio de nuestra piel, y la canción en nuestros oídos, y los brazos de nuestro amado.

Es por esto que el Nuevo Testamento usualmente define al evangelio sencillamente como Cristo. El evangelio es el “evangelio de Cristo” (Romanos 15:19;1 Corintios 9:12; 2 Corintios 2:12; 9:13; 10:14; Galatas 1:7; Filipenses1:27; etc.). O, más específicamente, el evangelio es "El evangelio de la gloria de Cristo” (2 Corintios 4:4). Quizás, aún más maravilloso; Pablo dice que la predicación del evangelio es la predicación de las "inescrutables riquezas de Cristo" (Efesios3:8).

Por lo tanto, creer en el evangelio no es sólo creer en las maravillosas verdades 1) Dios es santo 2) Somos pecadores desesperanzados 3) Cristo murió y subió a los cielos, una vez más por los pecadores, y 4) ésta gran salvación es disfrutada por la fé en Cristo; pero creer en el evangelio es también apreciar mucho a Jesucristo como sus inescrutables riquezas. Lo que hace al evangelio “Evangelio” es que trae a una persona dentro de la alegría eterna y siempre creciente de Jesucristo.

Las palabras que Jesús dirá cuando vayamos al cielo son: “Entra al gozo de tu señor” (Mateo 25:21). La oración que el rezó para nosotros terminó con esta nota: “Padre, quiero que quienes me has dado, estén también conmigo donde yo estoy, para que vean mi gloria, la gloria que me has dado; porque me has amado desde antes de la fundación del mundo” (Juan 17:24). La gloria que él quiere que veamos son las “inescrutables riquezas de Cristo.” Esto es “para mostrar en los siglos venideros las sobreabundantes riquezas de su gracia por su bondad para con nosotros en Cristo Jesús” (Efiseos 2:7).
v Los superlativos “inescrutables” y “sobreabundantes” significan que no habrá final a nuestro descubrimiento y disfrute. No habrá aburrimiento. Cada día traerá un adelanto nuevo y cosas contundentes sobre Cristo, lo cual causará que las maravillas de ayer sean vistas a la nueva luz; o sea que no sólo habrá nuevos signos de gloria cada día, sino también el acumulo de gloria será más glorioso con cada nueva revelación.

El evangelio es la buena noticia que dice que Cristo siempre satisfaciente, nunca aburridor, siempre duradero y siempre lleno de una gloria que va aumentando, es nuestro libremente y eternamente por la fé en su muerte por el perdón de los pecados y su resurrección para darnos esperanzas.

Que Dios le dé las “fuerzas para comprender con todos los santos cual será la anchura, la longitud, la profundidad y la altura, y conocer el amor de Cristo que sobrepasa el conocimiento” (Efiseos3:18-19).

Disfrutando y esperando,
El Pastor Juan


Vota esta traducción

Puntúa utilizando las estrellas