¿Quién es el ser humano más feliz que haya vivido?

De Libros y Sermones Bíblicos

Saltar anavegación, buscar

Recursos Relacionados
Leer más Por Randy Alcorn
Indice de Autores
Leer más sobre el Gozo
Indice de Temas
Recurso de la Semana
Cada semana enviamos un nuevo recurso bíblico de autores como John Piper, R.C. Sproul, Mark Dever, y Charles Spurgeon. Inscríbete aquí—es gratis. RSS.

Sobre esta Traducción
English: Who Is the Happiest Human Being Who Ever Lived?

© Eternal Perspective Ministries

Compartir esto
Nuestra Misión
Esta traducción ha sido publicada por Traducciones Evangelio, un ministerio que existe en internet para poner a disponibilidad de todas las naciones, sin costo alguno, libros y artículos centrados en el evangelio traducidos a diferentes idiomas.

Lea más (English).
Como Puedes Ayudar
Si tú puedes hablar Inglés bien, puedes ofrecerte de voluntario en traducir

Lea más (English).

Por Randy Alcorn sobre el Gozo

Traducción por Carlos Diaz


Aunque la respuesta no sería obvia para los no creyentes o incluso a la mayoría de los cristianos, la Biblia es clara en esto: es Jesús. El Salmo 45:6-7 es citado en referencia directa al Mesías, en Hebreos 1:8-9, donde el Padre dice de Su Hijo: “Tú has amado a los justos y aborrecido a los perversos; por tanto, Dios, tu Dios, te ha ungido con el aceite de la felicidad más allá de tus compañeros”. La mayoría de los eruditos piensan que “compañeros”, en contexto, es la única raza humana de la que Jesús formó parte en Su encarnación.

Observen la conexión entre la justicia de Cristo y Su felicidad, en donde sea que la maldad de la Escritura lleve miseria. Irónicamente, a menudo pensamos de nosotros mismos como amantes de la diversión, y de Dios como un aguafiestas que no tiene gracia. Pero lo entendimos al revés. Nosotros somos los aburridos, no Dios. ¿Inventamos nosotros el ingenio, el humor, y la risa? No. Dios lo hizo. Nunca comenzaremos a agotar el sentido del humor de Dios y Su amor por la alegría llena de placer. “Me mostrarás la senda de la vida: Hartura de alegrías hay con tu rostro; Deleites en tu diestra para siempre” (Salmos 16:11).

Para Nanci y para mí, tanto como cuando ella está batallando con el cáncer, la risa es una terapia pura. Estuvimos con cinco queridos amigos recientemente, y comimos y bebimos y reímos y contamos historias hasta tarde. Todavía estoy sonriendo por la velada que disfrutamos juntos.

Adoramos reír, y hay mucho de ello con la familia y amigos. Siempre y cuando nuestra risa no sea impura o humillante, pienso en que Cristo ríe con nosotros. En la Tierra Nueva, después de la resurrección, el ingenio y la naturaleza de amantes de la diversión de nuestro Señor será nuestra fuente más grande de risa eterna. Estoy convencido que la risa de nadie será más ruidosa y más contagiosa que la de Jesús.

Al crecer en una familia fiel judía, Jesús habría disfrutado muchos banquetes y días festivos, así como también el Sabbath semanal, todas experiencias de celebración (vea el capítulo 33 de mi libro Happiness). Uno de los salmos que Jesús habría meditado de su infancia dice, “¡Cuando el Señor los trajo de vuelta a Jerusalén fue como un sueño! ¡Cómo nos reímos, cómo cantamos de alegría! . . . De hecho, Él hizo grandes cosas por nosotros; ¡qué felices fuimos!” (Salmo 126:1-3, GNT).

“¡Sean felices y griten a Dios quien nos hace fuertes!” (Salmo 81:1, CEV). A. W. Tozer dijo, “¡El pueblo de Dios debe ser el pueblo más feliz en todo el mundo!”

Así que agradézcanle a Dios por la risa, y dense cuenta que siempre y cuando no esté celebrando la impureza u otro pecado, Jesús se une en su alegría. Si eso está claro en nuestras mentes, entonces contrarrestaremos el estereotipo de cristianos infelices, y las personas alrededor nuestro verán que el Evangelio de Jesús es verdaderamente “la buena nueva de felicidad” (Isaías 52:7, ESV).

“Dios llenará otra vez tu boca de risas y tus labios de aclamaciones jubilosas” (Job 8:21).

Jesus dijo, “¡Felices ustedes, los que ahora lloran, porque reirán!” (Lucas 6:21).

“Muy bien, servidor bueno y honrado...Ven a compartir la alegría de tu patrón” (Mateo 25:23).



Vota esta traducción

Puntúa utilizando las estrellas