Buscando Nuestra Felicidad en Dios

De Libros y Sermones Bíblicos

Saltar anavegación, buscar

Recursos Relacionados
Leer más Por Randy Alcorn
Indice de Autores
Leer más sobre Gozo
Indice de Temas
Recurso de la Semana
Cada semana enviamos un nuevo recurso bíblico de autores como John Piper, R.C. Sproul, Mark Dever, y Charles Spurgeon. Inscríbete aquí—es gratis. RSS.

Sobre esta Traducción
English: Seeking Our Happiness in God

© Eternal Perspective Ministries

Compartir esto
Nuestra Misión
Esta traducción ha sido publicada por Traducciones Evangelio, un ministerio que existe en internet para poner a disponibilidad de todas las naciones, sin costo alguno, libros y artículos centrados en el evangelio traducidos a diferentes idiomas.

Lea más (English).
Como Puedes Ayudar
Si tú puedes hablar Inglés bien, puedes ofrecerte de voluntario en traducir

Lea más (English).

Por Randy Alcorn sobre Gozo

Traducción por Norma Rodríguez

Pablo dice en Filipenses 4: “Regocijaos en el Señor siempre. Otra vez lo diré: ¡Regocijaos! “Hay una distinción falsa que la gente suele hacer entre la alegría y la felicidad! La Escritura realmente tiene un gran número de palabras como alegría y felicidad, deleite y placer que se relacionan entre sí. Dios, Adán y Eva en el jardín, y verás la belleza del lugar.

Pero la Escritura deja en claro que Dios es la fuente máxima de felicidad. Nuestro problema es cuando nosotros empezamos a buscarla en cosas que son secundarias en vez de lo primordial. Ahí es donde viene la idolatría. En nuestra condición pecaminosa, tomamos las cosas que Dios ha hecho (las cuales por Dios son buenas en sí mismas y destinadas para nuestro beneficio) y hacemos que ellas sean el todo de nuestra vida. Nosotros las elevamos a un lugar de señorío y se convierten en ídolos en nuestras vidas.

La Escritura dice que nosotros estamos para buscar nuestra felicidad en Dios. Somos felices porque El es nuestro Creador y Redentor. Sí, nosotros debemos llegar a la realidad de nuestro pecado lo cual nos debería hacer muy infeliz. Pero la infelicidad es un estado temporal porque lo que El hizo por nosotros en la cruz para resolver el problema de nuestro pecado y de nuestra consecuente infelicidad, la cual es el resultado de la maldición. De acuerdo a La Escritura nosotros vamos un día ser liberados de la maldición por lo que Dios ha hecho por nosotros.

¿Qué significa eso para nosotros ahora en nuestras vidas? Mientras nosotros caminamos con Dios y buscamos agradarle, nosotros también buscamos encontrar el gozo y la alegría que se obtiene de El –una felicidad que está envuelta en lo que El es. Mateo 25:21 dice: “Bien, siervo bueno y fiel…Entra en el gozo de tu Señor.” Dios dice que nosotros podemos entrar plenamente en una felicidad que existe en Dios: Padre, Hijo y Espíritu Santo.


Vota esta traducción

Puntúa utilizando las estrellas