Edificar Nuestras Vidas en la Biblia

De Libros y Sermones Bíblicos

Saltar anavegación, buscar

Recursos Relacionados
Leer más Por John Piper
Indice de Autores
Leer más sobre La Biblia
Indice de Temas
Recurso de la Semana
Cada semana enviamos un nuevo recurso bíblico de autores como John Piper, R.C. Sproul, Mark Dever, y Charles Spurgeon. Inscríbete aquí—es gratis. RSS.

Sobre esta Traducción
English: Building Our Lives on the Bible

© Desiring God

Compartir esto
Nuestra Misión
Esta traducción ha sido publicada por Traducciones Evangelio, un ministerio que existe en internet para poner a disponibilidad de todas las naciones, sin costo alguno, libros y artículos centrados en el evangelio traducidos a diferentes idiomas.

Lea más (English).
Como Puedes Ayudar
Si tú puedes hablar Inglés bien, puedes ofrecerte de voluntario en traducir

Lea más (English).

Por John Piper sobre La Biblia
Una parte de la serie Education for Exultation

Traducción por Maria del Carmen Zanassi


Educación para la Exultación: Por medio de la Palabra

2 Timoteo 3:10-17

Pero tú has seguido mi enseñanza, mi conducta, mi propósito, mi fe, mi paciencia, mi amor, mi perseverancia, 11 persecuciones y sufrimientos, como los que me acaecieron en Antioquía, en Iconio y en Listra. ¡Qué persecuciones sufrí y el Señor me rescató de todas! 12 En verdad, todos los que quieren vivir piadosamente en Cristo Jesús serán perseguidos. 13 Pero los hombres malos e impostores irán de mal en peor, engañando y siendo engañados. 14 Tú, sin embargo, persiste en las cosas que has aprendido y de las cuales te convenciste, sabiendo de quienes las has aprendido. 15 Y que desde la niñez has conocido las Escrituras, las cuales te pueden dar la sabiduría que conduce a la salvación mediante la fe en Cristo Jesús. 16 Toda Escritura es inspirada por Dios y útil para enseñar, para reprender, para corregir, para instruir en justicia. 17 a fin de que el hombre de Dios sea perfecto y esté preparado para toda buena obra.

Contenido

La Gente del Libro

En estas series de Educación para la Exultación nos concentramos en Dios, en Cristo, en la cruz y en la fe en Cristo, que surge por lo que escuchamos. El paso siguiente es concentrarnos en lo que escuchamos, es decir, en la Palabra de Dios, la Biblia. En sus carpetas de tres aros, escribí un párrafo que coincide con este mensaje, para mostrarles lo importante que es este tema:

Somos la gente del libro. Conocemos a Dios por medio del Libro. Nos encontramos con Cristo en el Libro. Descubrimos la cruz en el Libro. Las gloriosas verdades del Libro iluminan nuestra fe y nuestro amor. Experimentamos la divina majestad de la Palabra y estamos convencidos que el Libro es la infalible revelación escrita inspirada por Dios. Por lo tanto, todo lo que el Libro nos enseña tiene importancia. La doctrina es importante para el culto de adoración, para la vida y para la misión. La educación para la exultación es educación imbuida de la Biblia.

Quiero mostrarles como se origina esa convicción. En 2 Timoteo 3: 10-11, Pablo le recuerda a Timoteo sus sufrimientos por Cristo y como Cristo lo rescató una y otra vez. Versículo 11: Has seguido “mis persecuciones y sufrimientos, como los que me acaecieron en Antioquía, en Iconio y en Listra; ¡qué persecuciones sufría y el Señor me rescató de todas!”. En el versículo 12, Pablo cambia de su experiencia personal a una exposición general acerca de la persecución. “En verdad todos los que quieren vivir piadosamente en Cristo Jesús, serán perseguidos”. Esto significa una preparación seria para Timoteo. “Timoteo, si sigues mi ejemplo y persistes en tener una devoción extrema, sufrirás”.

Pero en el versículo 13, Pablo le advierte a Timoteo que no piense en abandonar la devoción para escaparse de las persecuciones. Pablo dice: “Pero los hombres malos y los impostores [lo opuesto a los devotos] irán de mal en peor, engañando y siendo engañados”. Por lo tanto, no sigas ese camino, Timoteo. Es mejor que te persigan por tu devoción que pasarlo bien engañado por el diablo.

No avances – No continúes

En el versículo 14 Pablo vuelve a ser positivo: “Tú, sin embargo, persiste en las cosas que has aprendido y de las cuales te has convencido (aún si sufres persecuciones). Quiero que noten la diferencia entre los versículos 13 y 14, en el sentido que es más obvio en el idioma original que en inglés. Si lo examinan cuidadosamente lo pueden ver. En el versículo 13 los hombres malos, dice, “van de mal en peor”. La palabra “van” se refiere a “avanzar” o “continuar”, y en este caso es de mal en peor. En el versículo 14, Pablo le dice a Timoteo “Tú, sin embargo, persiste en las cosas que has aprendido”. La palabra “persistir” es lo opuesto a “avanzar” o “continuar”; se refiere a “mantenerse”, “permanecer”, “quedarse”. “Tú, Timoteo, no avances, no continúes, permanece, mantente quédate, persiste en las cosas que has aprendido”.

En la Cristiandad hay una tendencia conservadora – una tendencia a conservar: a mantenerse, quedarse, permanecer. ¡No obstante, tengan cuidado acá! También hay una tendencia liberal en la Cristiandad – una tendencia a liberarse de las tradiciones humanas, a ser radical, a correr riesgos por Dios, a hacer cambios y a someterse únicamente a Dios como nuestra autoridad definitiva, no al hombre. Aquí Pablo enfatiza la tendencia conservadora. Entonces, tenemos que preguntarnos: ¿Conservar qué? ¿Mantenerse en qué? ¿Quedarse con qué? ¿Permanecer en qué?

El versículo 14 dice: “Persiste en las cosas que has aprendido” ¿Pero, qué significa eso? ¿Cualquier cosa, todo lo que han aprendieron? No. Los versículos 14b y 15 nos dicen lo que Pablo tenía en mente:…” sabiendo de quienes las has aprendido y que desde la niñez conoces los escritos sagrados…” Ahí está: los “escritos sagrados” – Las Sagradas Escrituras – eso es en lo que él debe persistir. No olviden esto. No continúen con otra cosa. No avancen con otra cosa. No piensen que la “Palabra de Dios” es un material escolar de gramática mientras que otra cosa (digamos, filosofía, ciencia o tecnología) se relaciona con estudios superiores o cursos de postgrado. No dejen los “escritos sagrados”. Persistan en ellos, consérvenlos, manténgalos.

Esa es la Palabra de Dios para nosotros al emprender Educación para la Exultación. Bethlehem “persiste en las cosas que has aprendido y de las que te has convencido…los escritos sagrados”. – la Palabra de Dios, la Biblia. No avancen. No continúen. No sigan con otra cosa. Persistan en esto. Permanezcan en esto. Manténganse en esto. Este tipo de conservadurismo los hará más radicales, más contraculturales, más arriesgados, lo más libres posible en Cristo. Si dejan la Palabra, finalmente, se adaptarán al mundo – al espíritu de esta era. Esto puede parecerles liberador por un tiempo. Sin embargo, los hará esclavos de cada moda que pasa – y pasan cada vez más rápido.

Por consiguiente, esta es la Palabra de Dios en esta perspectiva de Educación para la Exultación: Continúen con absoluta fidelidad a la verdad invariable de la Palabra de Dios, la Biblia. Quédense ahí. Permanezcan ahí. Formen ministerios para niños, ministerios para jóvenes, ministerios para adultos basados en la Biblia. Desarrollen estrategias que establece la iglesia, instituyan familias y matrimonios, dirijan encuentros de ancianos por medio de la Biblia. Y cualquier otra cosa que hagan. John Piper, únicamente predica la Palabra de Dios, la Biblia.

Imbuidos de la Palabra - ¿Por qué?

Cuando pienso qué podría decirles para elevar su sentido de compromiso en esta idea de Educación para la Exultación – la idea de crecer sin avanzar - una de las cosas fundamentales que quisiera decir es: Toda nuestra educación y toda nuestra exultación no solo estarán edificadas en la Biblia, sino que estarán imbuidas de ella. Si fuera uno de ustedes, esto es lo que querría oír de mis líderes: No vamos a “avanzar”, no vamos a “continuar”, no vamos a “seguir” con algo más actualizado o más moderno. Vamos a “persistir”, “quedarnos”, “permanecer” en las cosas que nos enseñaron – la Palabra de Dios, la Biblia.

Es muy importante para ustedes escucharlo y creerlo. Queremos que confíen. Y sin esto, no lo vamos a conseguir: no vamos a persistir en las escrituras sagradas, la Palabra de Dios, la Biblia.

¿Por qué Pablo nos habla así a Timoteo y a nosotros?

Pablo le da dos razones diferentes a Timoteo para “persistir en las cosas que has aprendido…los escritos sagrados”. Una de ellas tiene que ver con las cualidades de las personas que le enseñaron las Sagradas Escrituras. Y la otra tiene que ver con el efecto provechoso de las Sagradas Escrituras. Se podría decir que Pablo le recuerda a Timoteo como conoció las Escrituras y el efecto que tendrían en él.

1. Las Cualidades de sus Maestros

Primero, Pablo le dice a Timoteo que se acuerde de las cualidades de las personas que le enseñaron las Escrituras. Versículo 14b: “… sabiendo de quiénes las has aprendido y que desde la niñez has conocido las Sagradas Escrituras”. Recuerda, Timoteo, quien ten enseñó a apreciar las Escrituras y te mostró lo que había en ellas. ¿Por qué tiene que recordarlo? Porque eso será una confirmación continua de que debe amar esas escrituras y “persistir en” ellas.

¿Qué tiene Pablo en mente? ¿Quién le enseñó a Timoteo las Escrituras? El versículo 15 nos da la clave cuando dice: “Desde la niñez has conocido los escritos sagrados”. ¿Quién le enseñó a Timoteo estas escrituras en su niñez? No fue su padre. Hechos 16 nos dice que Timoteo era “hijo de una mujer judía creyente, pero su padre era griego”. Fue su madre quien le enseñó las Escrituras. Y no solamente su madre, sino también su abuela. En 2 Timoteo 1:5 Pablo dice: “Porque tengo presente la fe sincera que hay en ti, la cual habitó primero en tu abuela Loida y en tu madre Eunice, y estoy seguro que reside en ti también”.

Pablo pensó en esas dos personas cuando dijo en 3:14: “Persiste en estas cosas…sabiendo de quienes las has aprendido”. En otras palabras, una de las razones por la que Timoteo tenía que aferrarse firmemente a las Escrituras, se debía a que su madre y su abuela eran la clase de creyentes, que con el ejemplo de sus vidas, le daban una fuerte credibilidad a lo que le habían enseñado.

Hay otra parte importante en nuestra perspectiva de Educación para la Exultación. El objetivo es ser el tipo de iglesia que forma esa clase de padres y abuelos, que forma esa clase de jóvenes – esos que tienen la fuerza moral para mantenerse firmes en la Palabra de Dios, no importa lo que pase. No voy a seguir con esto ahora, porque dentro de tres semanas voy a dedicar enteramente mi mensaje al tema de la crianza de los niños y la enseñanza de la generación siguiente. Por ahora, sepan esto: Educación para la Exultación significa que queremos que nuestros hijos y nuestros jóvenes sigan con la Biblia, persistan en la Biblia y permanezcan en la Biblia todas sus vidas. Este texto nos enseña que una parte trascendental de la permanencia firme a la Palabra, depende de la fe y de la vida que los padres tienen y también de las que nosotros tenemos como iglesia.

Esa es una de las razones por la que Timoteo debe persistir en las cosas que aprendió – los escritos sagrados, las Escrituras. La otra razón tiene que ver con el efecto eficaz de las Escrituras – lo que nada, excepto las Escrituras, puede hacer por él.

2. El Efecto Beneficioso de la Palabra

¿Qué significa esto?

El versículo 15b nos da la respuesta y los versículos 16 y 17 explican las razones. El versículo 15 dice: Recuerda, Timoteo, “que desde la niñez has conocido los escrituras sagradas, las cuales te pueden dar la sabiduría que conduce a la salvación mediante la fe en Cristo Jesús”. No dejes de lado las Escrituras, Timoteo, no avances, no continúes con otra cosa, porque las Escrituras “te pueden dar la sabiduría que conduce a la salvación mediante la fe en Jesucristo”.

No hay salvación del pecado, de la culpa, de la condenación y del infierno si no es por la fe en Jesucristo (Hechos 4:12; Romanos 10: 13-17; 1 Juan 5:12). Y no hay ninguna autoridad que no sean las Escrituras para mostrarnos quién es Cristo y transmitirnos su Palabra. Por lo tanto, niños no abandonen la Biblia. Jóvenes, no abandonen la Biblia. Mamás y papás no descuiden la Biblia. Personas solteras, no ignoren la Biblia. Bajo la autoridad de Dios, los “escritos sagrados”, las Sagradas Escrituras, son el tesoro más grande del mundo. Solamente las Escrituras nos enseñan que la salvación es a través de Cristo. ¡No descuiden este Libro!

¿Por qué las Escrituras tienen este poder? Los versículos 16 y 17 nos dan la respuesta: “Toda Escritura es inspirada por Dios y útil para enseñar, para reprender, para corregir, para instruir en justicia, a fin de que el hombre de Dios sea perfecto, preparado para toda buena obra”. La respuesta básica es que la Biblia es la Palabra de Dios inspirada. Inspirada significa “infundida por Dios” Dios supervisó los escritos de estos libros. Él sustentó a los escritores. Pedro dice (2 Pedro 1:21), las palabras que escribieron son Sus palabras y allí se encuentra el propósito de Dios.

De todas las cosas maravillosas que se podrían decir acerca de esta verdad – que las Escrituras fueron infundidas por Dios- voy a decir una, ya que es relevante a nuestras series sobre la Educación para la Exultación: El origen y poder divino de la Biblia reside en que nos “prepara para toda buena obra”.

¿Por qué es tan importante para el objetivo de Exultación en Dios?

Porque Jesús dijo, Mateo 5:16: “Así brille vuestra luz ante los hombres, para que vean vuestras buenas obras y glorifiquen a vuestro Padre que está en los cielos”. El objetivo de las buenas obras es que la gente se exulte en nuestro Padre en el cielo. Por eso, si vamos a realizar la Educación para esta Exultación, entonces el objetico de nuestra enseñanza es preparar a la gente para estas buenas obras. ¿Cómo haremos eso? 2 Timoteo 3: 16-17 dice: “la Escritura está inspirada por Dios y útil…”, para que, por la Palabra, todos puedan ser “perfectos, preparados para toda buena obra”.

Si queremos realizar Educación para la Exultación, debemos permanecer, seguir, persistir en los escritos sagrados, la Palabra de Dios, la Biblia. Qué Dios nos conceda la gracia de aferrarnos a este ancla de verdad.



Vota esta traducción

Puntúa utilizando las estrellas