El Poder Presente de Cristo Crucificado

De Libros y Sermones Bíblicos

Saltar anavegación, buscar

Recursos Relacionados
Leer más Por John Piper
Indice de Autores
Leer más sobre Santificación & Crecimiento
Indice de Temas
Recurso de la Semana
Cada semana enviamos un nuevo recurso bíblico de autores como John Piper, R.C. Sproul, Mark Dever, y Charles Spurgeon. Inscríbete aquí—es gratis. RSS.

Sobre esta Traducción
English: The Present Power of Christ Crucified

© Desiring God

Compartir esto
Nuestra Misión
Esta traducción ha sido publicada por Traducciones Evangelio, un ministerio que existe en internet para poner a disponibilidad de todas las naciones, sin costo alguno, libros y artículos centrados en el evangelio traducidos a diferentes idiomas.

Lea más (English).
Como Puedes Ayudar
Si tú puedes hablar Inglés bien, puedes ofrecerte de voluntario en traducir

Lea más (English).

Por John Piper sobre Santificación & Crecimiento
Una parte de la serie 1 Corinthians: The Present Power of Christ Crucified

Traducción por Maria Luisa Davalos

 

1 Corintos 2:1-5

Me pregunto si estarán ustedes de acuerdo con este punto de vista sobre la cruz de Cristo: la crucifixión de Cristo fue la substitución final y permanente del Hijo de Dios que tomó mi lugar para que yo no tuviera que sufrir, sino que pudiera disfrutar de la vida abundante que él compró para mí. Este es un punto de vista común hoy en día —en la teoría aunque no en la práctica. Es muy similar al punto de vista que Pablo tuvo que enfrentar en Corinto.

Contenido

La Cruz y el Cristiano

El problema con esta visión de la cruz es que deja de lado un hecho sumamente importante—que Jesús estableció en Lucas 9:23—"Si alguno quiere venir en pos de mí, niéguese a sí mismo, tome su cruz cada día, y sígame." Cuando Cristo murió en la cruz por los pecadores, no solo tomó mi lugar, e hizo lo que yo nunca hubiera podido hacer (perdonar mi pecado), sino que también me mostró lo que debo hacer para salvar mi vida, esto es, tomar mi propia cruz y seguirlo por el camino del Calvario y morir a mí mismo.

Cristo murió para salvarnos del infierno pero no para salvarnos de la cruz. Él murió para que podamos ser glorificados, pero no para evitar que fuéramos crucificados. “Si alguno quiere venir en pos de mí, niéguese a sí mismo, tome su cruz cada día, y sígame." Para el cristiano, la cruz de Cristo no es simplemente una substitución pasada. También es un acto presente de ejecución diaria.

Pablo dice en Romanos 6:6, "que nuestro viejo hombre fue crucificado juntamente con él, para que el cuerpo del pecado sea destruido, a fin de que no sirvamos más al pecado. . . considérense muertos al pecado y vivos para Dios en Cristo Jesús." En otras palabras, ¡nunca deje que la cruz pierda su poder de crucifixión en su vida! Nunca deje que caiga en el oscuro y brumoso pasado como si Cristo hubiera muerto por los pecadores para que usted pudiera vivir en el placer.

¡Va a haber placeres! Algunos ya están aquí—el perdón, la aceptación, y algo de santidad y sanidad. Pero así como Jesús soportó la cruz por el gozo que le esperaba, así debemos hacer nosotros en este mundo caído, según el libro de Hebreos (12:1–11). La mayor parte del gozo que anhelamos está más allá del horizonte. El autor del libro de Hebreos nos dice (13:13–14), "Salgamos, pues, a él, fuera del campamento, llevando su vituperio; porque no tenemos aquí ciudad permanente, sino que buscamos la por venir."

En otras palabras, si quiere salvar su vida, debe perderla, y si quiere seguir a Jesús, debe tomar su cruz cada día. La gran tragedia de gran parte del cristianismo contemporáneo es que la cruz es relegada a un pasado distante. Prácticamente, lo que esto significa es que Jesús fue bañado en sangre para que yo pudiera bañarme en un Jacuzzi. Y mientras más grande es el jacuzzi, más honramos la cruz—así dice el evangelio de la prosperidad.

La Raíz de Todo Orgullo y Vanagloria en Corinto

Ahora, ¿qué tiene esto que ver con nuestro texto de 1 Corintos 2:1–5?

Lo que Pablo quiere enseñarnos en este capítulo es que la razón por la que hay tanto orgullo y vanagloria en Corinto es porque no permiten el efecto de crucifixión de la cruz en el presente. Creen que han avanzado más allá de la cruz. La cruz puede haber sido necesaria para resolver su problema del pecado, ¡pero ahora se sienten llenos, ricos, sabios y fuertes! ¡Son reyes ante sus propios ojos! La debilidad de la cruz, la insensatez de la cruz, la humillación de la cruz—¡han desaparecido hace tiempo!

Vemos el uso agonizante de la ironía que hace Pablo en 1 Corintos 4:8–11.

¡Ya estáis saciados, ya estáis ricos, sin nosotros reináis!! ¡Y ojalá reinaseis, para que nosotros reinásemos también juntamente con vosotros! Porque según pienso, Dios nos ha exhibido a nosotros los apóstoles como postreros, como a sentenciados a muerte; pues hemos llegado a ser espectáculo al mundo, a los ángeles y a los hombres. Nosotros somos insensatos por amor de Cristo, mas vosotros prudentes en Cristo; nosotros débiles, mas vosotros fuertes; [Noten estas dos cosas: somos débiles y somos insensatos—las dos mismas palabras utilizadas para describir la cruz en 1:25. La debilidad divina y la insensatez divina! Ahora continuemos al final del versículo 10:] vosotros honorables, más nosotros despreciados. . . . [Versículo 16] Por tanto, os ruego que me imitéis.

¿Qué es lo que está diciendo? Está diciendo que están equivocados al pensar que Jesús murió en la cruz para que EN ESTA ÉPOCA puedan sentirse llenos, ricos, dignos, llenos de sabiduría y fortaleza mundana. ¡La cruz no es simplemente un evento en la historia; es un estilo de vida! ¡Jesús dijo Toma tu cruz DIARIAMENTE! Ellos no estaban tomando su cruz diariamente. Estaban tomando su cetro diariamente. Se estaban sentando en su trono diariamente. Estaban dejando en el pasado lo que pertenece al presente, esto es, la cruz. Estaban tratando de traer al presente lo que pertenece al futuro, esto es, el poder y dignidad de los santos glorificados. El resultado fue que la cruz estaba perdiendo su poder para humillar, y su herencia estaba siendo contaminada con orgullo.

Pablo estaba haciendo lo que podía en estos primeros capítulos de 1 Corintos para mostrarnos que la vida del cristiano es una vida en la cruz. La cruz no es simplemente un lugar de substitución pasado; es también un lugar de ejecución diaria—la ejecución del orgullo, la ejecución de gloriarse en los hombres, la ejecución de la autosuficiencia, la ejecución del amor por el dinero y el estatus, y el elogio a los hombres.

Cómo Experimenta Pablo el Poder Presente de la Cruz

Lo que Pablo hace en 1 Corintos 2:1–5 es ilustrar, a partir de su propia experiencia lo que quiere decir con el poder presente de la cruz. Déjenme tratar de exponer los elementos esenciales de estos cinco versículos y luego analicemos algunos de ellos más de cerca.

Pablo describe la manera en que vino a Corinto con dos frases negativas sobre cómo NO vino, y dos frases positivas sobre como SI vino. Adicionalmente, nos dice cuál es la BASE de este tipo de llegada, esto es, la cruz. También dice cuál es la META de este tipo de llegada, esto es, que la fe debe basarse en el poder de Dios, más no en la sabiduría del hombre.

Cómo Pablo No Vino a Corinto

En primer lugar, notemos las dos descripciones de cómo Pablo no vino a Corinto. La primera se encuentra en el versículo 1: "Así que, hermanos, cuando fui a vosotros para anunciaros el testimonio de Dios, no fui con excelencia de palabras o de sabiduría." La segunda descripción de cómo no vino se encuentra en el versículo 4: "y ni mi palabra ni mi predicación fue con palabras persuasivas de humana sabiduría,"

Esto es exactamente lo que Pablo había dicho en 1:17—predicaba las escrituras, no con sabiduría de palabras. Ahora veremos que en realidad había sabiduría en las palabras de Pablo, más no la sabiduría de este mundo. El estilo de Pablo para presentar las escrituras no era con una elocuencia que podría ganar seguidores que únicamente admiran la oratoria.

Sabemos, a partir de las cartas de Pablo, que él era un pensador profundo y que podía usar el lenguaje con poder. Pero él quiere resaltar que no predicaba las escrituras con la esperanza de lograr la admiración mundana, no espiritual, de aquellas cosas. Él no quería que la gente responda debido a su capacidad de oratoria o su intelecto.

Cómo Pablo Vino a Corinto

Esta es la descripción de cómo Pablo NO llegó. Ahora, ¿cuáles son las dos descripciones de cómo llegó? La primera se encuentra en el versículo 3: "Y estuve entre vosotros con debilidad, y mucho temor y temblor”. La segunda descripción se encuentra en el versículo 4. Luego de decir que no daba su discurso y mensaje con plausibles palabras de sabiduría, continua diciendo positivamente, que su discurso y mensaje eran "una demostración del Espíritu y del poder."
De manera que las dos descripciones de cómo Pablo vino a Corinto dicen que estuvo con ellos con debilidad, y mucho temor y temblor, y que su mensaje era una demostración del

Espíritu y del poder

Cuál era la Debilidad de Pablo

¿Cuál era la debilidad de Pablo? En 2 Corintos 10:10 sus oponentes decían, "las cartas son duras y fuertes; mas la presencia corporal débil, y la palabra menospreciable."

Evidentemente Pablo no tenía una apariencia muy fuerte ni atractiva. De hecho, parece que Pablo tenía algún problema físico que lo hacía crónicamente débil y no atractivo.

Veamos cómo Pablo describe la primera vez que predicó en las iglesias en Galata (Gálatas 4:13–14): "Pues vosotros sabéis que a causa de una enfermedad del cuerpo [=debilidad] os anuncié el evangelio al principio; y no me despreciasteis ni desechasteis por la prueba que tenía en mi cuerpo, antes bien me recibisteis como a un ángel de Dios, como a Cristo Jesús.

La razón por la que creo que su debilidad, enfermedad o condición era crónica es que Pablo describe el aguijón en su carne en 2 Corintos 12 con este mismo lenguaje de debilidad. En el versículo 9 dice “de buena gana me gloriaré más bien en mis debilidades, para que repose sobre mí el poder de Cristo”. Jesús le ha dicho, "mi poder se perfecciona en la debilidad."

Esta es justo la conexión que él hace en nuestro texto, ¿no es verdad? En 2:3 dice que él está con ellos en su debilidad. Luego dice en el versículo 4 que sus palabras eran una demostración de Espíritu y poder—el mismo poder que se perfecciona en la debilidad.

Pablo no trata de esconder o negar la debilidad que lo hace despreciable para algunos. En lugar de eso, exulta que Dios está dispuesto a usar tal vasija terrenal de manera que el poderoso efecto de su prédica claramente provenga de Dios.

El Temor y Temblor de Pablo

Además de la debilidad está el "temor y temblor" que se menciona en el versículo 3. Lo que al menos significa esto: no vino a Corinto con un aire de autosuficiencia. No había arrogancia ni vanidad ni ostentación ni pomposidad. Más bien había sumisión y un verdadero temblor porque su insuficiencia era tan grande y los intereses tan altos y los peligros tan reales.

Si usted dice, "espere un minuto, yo creía que los Cristianos debían ser seguros y no tener miedo," considere estas palabras de un hombre que conoció el sufrimiento y la oposición, Juan Calvino.

Los siervos del Señor, no son tan torpes como para no ver los peligros que los amenazan, ni tan insensibles como para no ser afectados por ellos. ¡No! Y de hecho, deben ser muy aprehensivos principalmente por dos razones: 1) que, humillados a sus propios ojos, puedan aprender a apoyarse y descansar completa y únicamente en Dios; y 2) que puedan entrenarse en una verdadera negación a si mismos. Pablo, entonces, no estaba libre de ansiedad, pero pudo controlarla, de manera que continuó siendo impertérrito en medio de las crisis. (Comentario sobre el texto)

Hacerlo Todo con Relación a Cristo Crucificado

¿Qué tiene que ver todo esto con la cruz de Cristo? que Pablo está temblando y siente temor, es débil y poco impresionable, que evita grandes efectos de oratoria y ostentación intelectual—¿qué tiene que ver todo esto con la cruz?

Bueno, en el versículo 2 Pablo dice que la razón por la que vino a Corinto de esta manera es "Pues me propuse no saber entre vosotros cosa alguna sino a Jesucristo, y a éste crucificado." ¿Qué significa esto?

No significa que lo único que mencionó en sus 18 meses en Corinto fue la cruz, porque otra vez en su carta los regaña porque no entienden otras cosas también.

Creo que lo que esto significa es que cualquier otra cosa que él sabía, cualquier otra cosa de la que él hablaba, y cualquier otra cosa que hiciera, la sabría, la diría en relación a Cristo crucificado. Esto nos lleva nuevamente a donde comenzamos. No dejará que la cruz se convierta en una reliquia histórica. La pone al centro de su trabajo diario y de sus relaciones. Acampa a la sombra de la cruz. Predica a la sombra de la cruz. Disputa con sus oponentes a la sombra de la cruz. Come y bebe y duerme con Cristo crucificado.

El efecto que esto tiene sobre él es convertirlo en un hombre con el corazón roto por amor, tan fuera de lugar de este mundo que busca únicamente la gloria, que solo puede explicarse por el poder de Dios.

Lo que Pablo quiere decir con "Poder"

He dicho mucho sobre la palabra "poder" en los versículos 4 y 5 donde Pablo dice que su mensaje era una " demostración del Espíritu y de poder, para que vuestra fe no esté fundada en la sabiduría de los hombres, sino en el poder de Dios." Muchos creen que el poder en estos dos versículos se refiere a milagros. Pablo de cierto hizo milagros. Pero dudo que a eso se refiera aquí.

No puedo evitar pensar que en primer lugar, en la mente de Pablo está el poder al que se refiere en 1:17 ya que es el paralelo más cercano a este versículo, "Pues no me envió Cristo a bautizar, sino a predicar el evangelio; no con sabiduría de palabras, [esta es la conexión con 2:3–5], para que no se haga vana la cruz de Cristo."

De manera que cuando dice en 2:4 que no vino para hablar con elocuencia sino con demostración del Espíritu y de poder, lo más probable es que se refiera al poder de la cruz. Cristo crucificado es llamado el "poder de Dios" en 1:24 y por tanto se lo llama "poder de Dios" en 2:5.

Lo que Pablo Más Anhelaba

Lo que Pablo quería más que nada en su vida era quitarse del camino del poder de Dios. El pensamiento de que cualquiera pudiera poner su fe o su esperanza en su elocuencia o en su fortaleza era algo espantoso para Pablo. Todo lo que quería era mostrar a Cristo crucificado de manera que el poder de la cruz pudiera salvar a los pecadores.

¿Y qué fue lo que hizo? Murió en la cruz cada día. Murió al show intelectual. Murió a una impresionante elocuencia. Murió a las demandas seculares de actuaciones suaves, autosuficientes, poderosas y atractivas.

Estuvo con nosotros en la debilidad y con mucho temor y temblor, de manera que nuestra fe—la suya y la mía, esta mañana—pudieran descansar, no en la sabiduría de un hombre, sino en el poder de Dios—el poder de Cristo crucificado.

Les ruego que hoy, no traten a la cruz como una reliquia histórica del pasado. Ya que es el real poder de Dios para cambiar todo en su vida. Si usted acepta ser su discípulo, si desea salvar su vida y no perderla, tomar su cruz diariamente, y mira este mundo como el camino del Calvario, no como calles de oro. Entonces, la gente verá que su tesoro está en el cielo, y la gloria será de Dios.


Vota esta traducción

Puntúa utilizando las estrellas