El deleite es nuestra obligación

De Libros y Sermones Bíblicos

Saltar anavegación, buscar

Recursos Relacionados
Leer más Por John Piper
Indice de Autores
Leer más sobre Hedonismo Cristiano
Indice de Temas
Recurso de la Semana
Cada semana enviamos un nuevo recurso bíblico de autores como John Piper, R.C. Sproul, Mark Dever, y Charles Spurgeon. Inscríbete aquí—es gratis. RSS.

Sobre esta Traducción
English: Delight Is Our Duty

© Desiring God

Compartir esto
Nuestra Misión
Esta traducción ha sido publicada por Traducciones Evangelio, un ministerio que existe en internet para poner a disponibilidad de todas las naciones, sin costo alguno, libros y artículos centrados en el evangelio traducidos a diferentes idiomas.

Lea más (English).
Como Puedes Ayudar
Si tú puedes hablar Inglés bien, puedes ofrecerte de voluntario en traducir

Lea más (English).

Por John Piper sobre Hedonismo Cristiano
Una parte de la serie Message Excerpt

Traducción por Sandra Gresati

Transcripción de audio

Me encanta esta historia y disfrutarás de ella porque te gustan las historias de amor. Es acerca de mi y mi esposa- ahora todos van a prestar atención. Hace dos semanas, celebramos nuestro aniversario número 49. Gracias a Dios. El matrimonio es acerca de la gracia y del perdón. Ya lo verás.

Ahora, recuerda lo que estoy haciendo con esta historia. Estoy tratando de hacer énfasis en que Dios es más glorificado en nosotros cuando nosotros estamos más satisfechos en él, ¿cierto? Compro este ramo de rosas. Cuestan $200, más o menos. Sostengo el ramo de rosas atrás de mi espalda y en vez de entrar directamente a casa, toco el timbre, lo cual no es usual en mi. Ella sale y parece desconcertada y digo: “Feliz aniversario, Noël”.

Ella dice: “Oh, Johnny. Son hermosas. ¿Por qué has gastado tanto?” Imagina que hubiera respondido: “Es mi deber. Lo leí en un libro. Esto es lo que hacen los esposos”. ¿Qué está mal en esta respuesta? Estás moviendo tu cabeza. Es correcto. Deberías de mover tu cabeza. Te mostraré lo que está mal con esta respuesta.

Regresemos un poco. Ding-dong. “Feliz aniversario, Noël”. “Oh, Johnny. Son hermosas. ¿Por qué has gastado tanto?” “Bueno, no pude evitarlo. De hecho, tengo un plan para hoy por la noche. Quiero que te pongas algo lindo porque vamos a salir. Porque no hay nada más que quisiera hacer que pasar la noche contigo. Eso me haría muy feliz”.

Pensarías que en ese momento ella diría: “¿Te haría feliz? ¿Siempre estás pensando en lo que te hace feliz. ¿Qué hay de mi, tu esposa?” Crees que diría eso si yo dijera: “Pasar esta noche contigo, como una persona que me satisface en su totalidad, me haría muy feliz”. Pensarías que diría: “En todo lo que piensas es en lo que te hace feliz a ti?

¿Por qué? Porque ella es glorificada cuando yo estoy satisfecho en ella. Tú sabes esto. Lo sabes por experiencia propia. Haces un tesoro de aquélla o aquél en quien encuentras placer. Así es como se siente la otra persona, como un tesoro. Me siento atesorado ahora mismo porque encuentras gozo en mi. Me siento atesorado –y Dios también. Ese es el punto.

Así que no vayas a la iglesia y digas : “Esto es lo que los cristianos hacen. Lo leí en un libro”. Toca el timbre y cuando Dios abra la puerta, di: “Nada me haría más feliz que encontrarte aquí porque te necesito”.


Vota esta traducción

Puntúa utilizando las estrellas