El peso de la gloria: La importancia de C.S. Lewis

De Libros y Sermones Bíblicos

Saltar anavegación, buscar

Recursos Relacionados
Leer más Por R.C. Sproul
Indice de Autores
Leer más sobre Biografía Cristiana
Indice de Temas
Recurso de la Semana
Cada semana enviamos un nuevo recurso bíblico de autores como John Piper, R.C. Sproul, Mark Dever, y Charles Spurgeon. Inscríbete aquí—es gratis. RSS.

Sobre esta Traducción
English: The Weight of Glory: The Significance of C.S. Lewis

© Ligonier Ministries

Compartir esto
Nuestra Misión
Esta traducción ha sido publicada por Traducciones Evangelio, un ministerio que existe en internet para poner a disponibilidad de todas las naciones, sin costo alguno, libros y artículos centrados en el evangelio traducidos a diferentes idiomas.

Lea más (English).
Como Puedes Ayudar
Si tú puedes hablar Inglés bien, puedes ofrecerte de voluntario en traducir

Lea más (English).

Por R.C. Sproul sobre Biografía Cristiana
Una parte de la serie Right Now Counts Forever

Traducción por Pilar Peña


C.S. Lewis salió a la luz como el icono del s. XX en el mundo de la literatura cristiana. Su gran trabajo, que combina el razonamiento intelectual agudo con la imaginación creativa dispar, le hizo famoso no sólo en el mundo cristiano sino también en el laico. Las Crónicas de Narnia y La trilogía del espacio, donde abunda el simbolismo cristiano dramático, las leyeron ávidamente aquellos sin interés alguno en el cristianismo, pero que gozaron de la absoluta fuerza del drama de las propias historias. C.S. Lewis, un experto en literatura inglesa, hizo también las veces de intelectual cristiano. Poseía una pasión que alcanzaba el mundo intelectual de su tiempo en representación del cristianismo. Mediante sus luchas personales con la duda y el dolor, fue capaz de allanar unos cimientos intelectuales sólidos en su propia fe. C.S. Lewis no tenía interés en un salto místico de fe desprovista del examen racional. Detestaba a aquellos que dejaban sus mentes en el lote del aparcamiento al acudir a la iglesia y estaba convencido que el cristianismo se trataba en el fondo de algo racional y defendible con el argumento sólido. Su obra mostraba el enlace del arte y la ciencia, de la razón y de la imaginación creativa dispar. Su don de la escritura creativa se correspondió con pocos de sus contemporáneos del s. XX. Fue realmente un genio literario capaz de expresar la profunda verdad cristiana a través del arte de manera similar a aquella conseguida por Bach con su música y por Rembrandt con su pintura. Incluso hoy día, su obra introductoria a la fe cristiana (El cristianismo puro) permanece como un bestseller perenne.
Cabe observar que a pesar de ser un experto literario, C.S. Lewis permanece como un laico en términos teológicos. Efectivamente, se trataba de un laico culto y estudiado, pero que no se benefició de las destrezas de la formación técnica de la teología. Algunas de sus observaciones teológicas indican una cierta falta de entendimiento técnico del que se le puede disculpar ciertamente. Su obra El cristianismo puro ha sido el único volumen más importante de la apologética conocida del mundo cristiano del s. XX. De nuevo, Lewis, con su estilo incomparable, fue capaz de llegar al quid del núcleo fundamental de la fe cristiana sin deformarlo en categorías simplistas.
Su razonamiento, aunque fuerte, no fue siempre técnicamente sólido. Por ejemplo, en su defensa de la resurrección, utilizó un argumento que ha impresionado a muchos a pesar de su invalidez. Sigue un viejo razonamiento sobre que las reivindicaciones de la verdad de los escritores del Nuevo Testamento acerca de la resurrección de Jesús se verifican con su buena voluntad de morir por las verdades que propugnaron. Y la pregunta que se formula: ¿Qué resulta más fácil de creer: que esos hombres crearon un falso mito y luego murieron por esa falsedad o que Jesús realmente regresó de la sepultura? La respuesta a esta pregunta es sencilla a primera vista. Resulta mucho más fácil creer que los hombres fueron engañados con esta falsedad en la que creían realmente, y estarían dispuestos a dar sus vidas por ello, que creer que alguien regresó de la muerte. Tiene que haber alguna otra razón que apoye la reivindicación de la verdad de la resurrección de aquella de las personas dispuestas a morir por ella. Se podría observar la violencia de Oriente Medio y las 50.000 personas tan persuadidas por las verdades del Islam que eran capaces de sacrificarse con bombas suicidas. La historia está repleta de ejemplos de gente engañada que han muerto por sus falsas creencias, pero no está llena de ejemplos de resurrecciones. Sin embargo, a pesar de la falta de solidez de este argumento en especial, Lewis creó una gran impresión en las personas que se encontraban involucradas en sus exploraciones iniciales de las reivindicaciones de la verdad del cristianismo.
Hasta este día, las personas que no lean la biblia o literatura cristiana, cogerán El cristianismo puro y se encontrarán comprometidos con los procesos mentales agudos de C.S. Lewis. La iglesia tiene una gran deuda con este hombre por su falta de voluntad de capitular el irracionalismo que marcó tanto al pensamiento cristiano en el s.XX (un irracionalismo que produjo lo que muchos describen como un “cristianismo mecánico”.
El cristianismo de C.S. Lewis se trata de algo consciente donde existe una unión maravillosa entre la cabeza y el corazón. Lewis era un hombre de gran sensibilidad al dolor humano y experimentó el crisol de la santificación a través del dolor y de la angustia personal. Su sensibilidad se desarrolló de tales experiencias y su habilidad para comunicarlo honorablemente. El ser creativo es la señal de profundidad, el ser creativo sin distorsión alguna resulta realmente raro y aún en las historias que C.S. Lewis hiló, los poderes de la creatividad alcanzaron niveles como nunca antes. Aslan, el león de Las Crónicas de Narnia, captura el personaje y la personalidad de Jesús; es simplemente asombroso. Creo que cada generación continuará beneficiándose de las apreciaciones plasmadas en papel por esta personalidad asombrosa.


Vota esta traducción

Puntúa utilizando las estrellas