Encontrando descanso absoluto

De Libros y Sermones Bíblicos

Saltar anavegación, buscar

Recursos Relacionados
Leer más Por Burk Parsons
Indice de Autores
Leer más sobre Santificación & Crecimiento
Indice de Temas
Recurso de la Semana
Cada semana enviamos un nuevo recurso bíblico de autores como John Piper, R.C. Sproul, Mark Dever, y Charles Spurgeon. Inscríbete aquí—es gratis. RSS.

Sobre esta Traducción
English: Encountering Absolute Rest

© Ligonier Ministries

Compartir esto
Nuestra Misión
Esta traducción ha sido publicada por Traducciones Evangelio, un ministerio que existe en internet para poner a disponibilidad de todas las naciones, sin costo alguno, libros y artículos centrados en el evangelio traducidos a diferentes idiomas.

Lea más (English).
Como Puedes Ayudar
Si tú puedes hablar Inglés bien, puedes ofrecerte de voluntario en traducir

Lea más (English).

Por Burk Parsons sobre Santificación & Crecimiento
Una parte de la serie Tabletalk

Traducción por Penielis Williams


Todos los seres humanos fueron creados a imagen de Dios, y todos saben que Dios los creó, ya sea que quieran o no admitirlo. Sabemos que Dios nos creó con un deseo insaciable de bondad, verdad y belleza. Por naturaleza sabemos que necesitamos estas tres cosas y que las necesitamos de manera absoluta. No anhelamos bondad, verdad y belleza parciales, sino una belleza, verdad y bondad completa y absoluta. Nos esforzamos tras estas tres cualidades esenciales porque no podemos evitar perseguirlas. Tal y como Dios ha puesto la eternidad en nuestros corazones (Eclesiastés 3: 11), ha puesto la bondad, verdad y belleza en el tejido mismo de nuestras almas. Y como eternamente deseamos belleza, verdad y bondad infinita, el Dios que encarna estas cosas nos ha creado para conocerlo a Él, el único infinito, que es el principio y el fin de toda bondad, verdad y belleza. Como tales, por designio de Dios, nunca nos cansaremos o aburriremos en nuestra búsqueda, conocimiento y amor de estas cosas transcendentales que encuentran su plenitud en Dios mismo.

En sus confesiones, Agustín oraba, "grande eres tú, Señor y para ser alabado grandemente; grande es Tu poder, y de Tu sabiduría no hay ningún final. Y el hombre, siendo parte de tu creación, desea alabarte…. Tú nos mueves al deleite en tu alabanza; porque Tú nos has formado para ti mismo y nuestros corazones están sin descanso hasta que encuentren el descanso en TI".

Nuestros corazones no tienen descanso sin Dios, y no dejarán de estar inquietos hasta verle cara a cara, coram Deo y encontremos nuestro descanso final y la máxima expresión de adoración en Aquel que nos creó para adorarlo y ser plenamente satisfechos en Él. Como creyentes, así como el autor de nuestra fe nos hizo dependientes para encontrar el descanso en Él en nuestra conversión, el mismo Finalizador de nuestra fe se dedica de forma implacable a hacernos dependientes todos los días de nuestras vidas para buscar descanso diario solamente en Él.

Sin embargo, como si fuésemos hombres hechos a sí mismos con ídolos que tienen nuestro mismo aspecto, estamos constantemente persiguiendo meras sombras de bondad, verdad y belleza. Capturamos un destello de lo que llama la atención al oído, gusta al ojo y divierte la mente, y lo perseguimos con todas nuestras fuerzas. Tanto el enemigo interno como el externo se han convertido en socios exitosos en la fabricación de ídolos atractivos que tienen la apariencia de bondad, verdad y belleza, intentando desviar los ojos del Creador a lo creado. Pero tal y como es, toda la creación canta la gloria de Dios, y en cualquier lugar que encontremos bondad, verdad y belleza, podemos dirigir los ojos desde lo creado al Creador.



Vota esta traducción

Puntúa utilizando las estrellas