Fuiste creado para cantar

De Libros y Sermones Bíblicos

Saltar anavegación, buscar

Recursos Relacionados
Leer más Por Tony Reinke
Indice de Autores
Leer más sobre Himnos
Indice de Temas
Recurso de la Semana
Cada semana enviamos un nuevo recurso bíblico de autores como John Piper, R.C. Sproul, Mark Dever, y Charles Spurgeon. Inscríbete aquí—es gratis. RSS.

Sobre esta Traducción
English: You Were Created to Sing

© Desiring God

Compartir esto
Nuestra Misión
Esta traducción ha sido publicada por Traducciones Evangelio, un ministerio que existe en internet para poner a disponibilidad de todas las naciones, sin costo alguno, libros y artículos centrados en el evangelio traducidos a diferentes idiomas.

Lea más (English).
Como Puedes Ayudar
Si tú puedes hablar Inglés bien, puedes ofrecerte de voluntario en traducir

Lea más (English).

Por Tony Reinke sobre Himnos

Traducción por Misael Susaña

Dios te creó a su imagen para soñar, obrar, reír, amar, trabajar, esperar, comer y disfrutar las buenas dádivas en este mundo.

“Un hombre es una noble obra de Dios”, dijo el predicador del siglo diecinueve Charles Spurgeon, “él no pudo haber sido creado meramente para medir yardas de seda, o para pesar libras de azúcar, o para barrer cruces de calles, o para ponerse coronas, y túnicas, y diamantes. Hay algo más grande para el hombre”.

Sí, y lo más grande de todo: Dios te creó para adorar, alabar, y cantar.

La belleza de Cristo es la causa de nuestras canciones. Su gloria saca adoración desde nuestros corazones a nuestros labios (Apocalipsis 5:6-14; 7:9-12). Esta adoración Cristo-céntrica, llena de gratitud es la piedra angular de todo lo demás que somos y hacemos en esta vida (1 Corintios 10:30-31; Colosenses 3:17).

Y entonces cantamos.

Con lo mejor de nuestra capacidad, cantamos en nuestros hogares.

Cantamos con nuestras familias.

Cantamos solos en nuestros carros de camino al trabajo.

Cantamos juntos los domingos.

Y mientras levantamos nuestras voces en la iglesia estamos “hablando entre vosotros con salmos, himnos y cantos espirituales, cantando y alabando con vuestro corazón al Señor; dando siempre gracias por todo, en el nombre de nuestro Señor Jesucristo, a Dios, el Padre” (Efesios 5:19-20).

¿Cómo, entonces, “hablamos entre nosotros” al cantar?

El pastor Rick Gamache lo explica así:

Hemos venido aquí para adorar juntos –para responder apropiadamente como la iglesia a la gloria de Dios en Cristo. Y cuando hacemos eso, estamos cumpliendo la razón por la que fuimos creados. Y mientras hacemos eso, mientras cantamos, estamos ayudando a otros a cumplir la razón por la que ellos fueron creados.

Tal vez ellos vinieron aquí agobiados por sus circunstancias y sus corazones están fríos, pero cuando ellos te escuchan cantar de la soberanía, sabiduría y amor de Dios, la carga es levantada y también ellos levantan sus voces en canción contigo.

Tal vez ellos vinieron cargados por el conocimiento de su propio pecado, pero cuando ellos te escuchan cantar acerca de Cristo, quien murió en nuestro lugar para cargar el castigo de nuestro pecado, y quien vivió una vida justa que es ahora acreditada a nuestra cuenta, el peso es levantado y el corazón es ablandado y ellos se unen a ti y levantan sus voces en canción.

Mientras cantamos, nuestro deleite en Cristo producido por el Espíritu ministra a los cargados, los empuja a mirar más allá de las aflicciones que están cargando, les señala de nuevo a Cristo, y los anima a unirse nuevamente al placer de participar en aquellos por lo todos nosotros fuimos creados –adorar a nuestro glorioso Salvador.


Vota esta traducción

Puntúa utilizando las estrellas