Inexperto en el Mensaje

De Libros y Sermones Bíblicos

Saltar anavegación, buscar

Recursos Relacionados
Leer más Por Ligonier Ministries Staff
Indice de Autores
Leer más sobre Santificación & Crecimiento
Indice de Temas
Recurso de la Semana
Cada semana enviamos un nuevo recurso bíblico de autores como John Piper, R.C. Sproul, Mark Dever, y Charles Spurgeon. Inscríbete aquí—es gratis. RSS.

Sobre esta Traducción
English: Unskilled in the Word

© Ligonier Ministries

Compartir esto
Nuestra Misión
Esta traducción ha sido publicada por Traducciones Evangelio, un ministerio que existe en internet para poner a disponibilidad de todas las naciones, sin costo alguno, libros y artículos centrados en el evangelio traducidos a diferentes idiomas.

Lea más (English).
Como Puedes Ayudar
Si tú puedes hablar Inglés bien, puedes ofrecerte de voluntario en traducir

Lea más (English).

Por Ligonier Ministries Staff sobre Santificación & Crecimiento
Una parte de la serie Tabletalk

Traducción por Karina Cappelletti


“El que sólo se alimenta de leche es inexperto en el mensaje de justicia; es como un niño de pecho” (He. 5:13).


- Hebreos 5:13

Hace dos mil años, el autor de la epístola a los Hebreos se encontró en una posición poco envidiable. Tenía que amonestar a un grupo de lectores que estaban en peligro de abandonar a Cristo a favor del antiguo pacto a pesar de haber sido instruidos por aquellos que sirvieron a Cristo durante su ministerio terrenal. Y como si esto no fuera suficientemente difícil, su tarea se complicaba por el hecho de que la audiencia necesitaba que alguien les enseñe las verdades elementales de la fe cristiana, a pesar de que ellos ya deberían haberlas asimilado (5:12).

En 5:13, el autor nos habla de las habilidades de aquellos que se alimentan de la leche de la fe cristiana. Escribe que los que se alimentan de la leche son inexpertos en el mensaje de justicia, porque son como niños de pecho. En este contexto, la leche se refiere a las verdades elementales de la fe cristiana (6:2). Las verdades elementales inician nuestro crecimiento hacia la madurez cristiana, ya que son la base para muchas otras doctrinas. Al igual que la leche, estas cosas son fáciles de digerir y proporcionan una dieta básica para los creyentes nuevos como la leche es el alimento básico para los recién nacidos. Sin embargo, los fundamentos de la fe no se deben establecer una y otra vez. Así como los niños superan su dependencia primaria de leche, los cristianos maduros también deben pasar a alimentos más sólidos. En Hebreos 5:10-12, se hace evidente que el alimento sólido de la fe cristiana incluye la doctrina del sumo sacerdocio de Jesucristo y los detalles que conlleva. La audiencia es inexperta en estos detalles porque aún necesitan leche, aún necesitan aprender los fundamentos de la fe.

Hay que aclarar un punto importante: como en esta epístola se lamenta por el hecho de que parte de su audiencia original eran todavía niños en la fe, ¿no se ponen en duda las enseñanzas de Jesús de que debemos ser como niños para entrar al reino de Dios (Marcos 10:14)? La respuesta es no. Cuando Jesús dice que debemos ser como niños para entrar en el reino, no está hablando de un nivel de conocimiento doctrinal, sino más bien la actitud de confianza y de asombro de un niño. Esta actitud es algo que se puede, y se debe, conservar independientemente de lo que sepamos acerca de la fe cristiana. Jesús desea que nosotros avancemos en nuestra comprensión de la doctrina (2 Pedro 3:18). Pero a medida que avanzamos, nunca debemos perder la confianza y el asombro que caracterizan la sumisión de un niño a su padre.

Coram Deo

Al estudiar y comprender la Biblia con mayor precisión, las verdades fundamentales del Evangelio se hacen más ricas y completas para nosotros. Sin embargo, esto sólo puede suceder si estamos firmemente cimentados en las verdades esenciales de la fe cristiana. Tómese su tiempo para revisar las verdades esenciales de la fe cristiana, algunas de las cuales se enumeran en Hebreos 6:1-2.

Pasajes para un estudio más profundo

Pr. 20:11
Is. 49:1
1 Co. 13:11
1 P. 2:1–3



Vota esta traducción

Puntúa utilizando las estrellas